Sorpresa e incertidumbre causó en los organismos costeros del río Paraná en Paraguay, la aparición de un pequeño yate al parecer averiado, al que le habían sacado el motor pero tenía el escudo de la República Argentina.

Este tipo de incursiones del otro lado del límite fronterizo entre Argentina y Paraguay no están permitidas en este tiempo de restricción en prevención del contagio de coronavirus.

Daños en el casco del velero provocado por un fuerte choque con las piedras, empujado por el vierno, determinaron que encalle en costa de Paraguay.

En las últimas horas, la Policía Nacional y de la Área Naval de Paraguay constató que un velero con la bandera Argentina se hallaba semisumergido a la vera del río Paraná, en la ciudad de Encarnación. La embarcación pertenece a cuatro amigos socios del Yacht Club Posadas.

Cuando los socios del Yacht Club de Posadas llegaron al lugar donde está el velero encallado descubrieron que desmantelaron el motor y un mástil y velas.

Según pudo averiguar Misiones Online, la embarcación que tiene matrícula de Argentina N° REY 017526 y se encuentra bautizada con el nombre "Water" es un Velero Plenamar 23 pies y es propiedad de cuatro amigos que son socios del Yacht Club Posadas.

El velero que apareció en la costa paraguaya pertenece a cuatro amigos misioneros quienes llegaron al lugar del encallamiento y comprobaron la faltante del motor y la vela mayor.

"Ayer (por el domingo) sopló muy fuerte el viento desde el Oeste y aparentemente se desenrrolló una vela de proa y fue navegando hacia allá y terminó en la costa paraguaya, bien enfrente de la playita de El Brete", revelaron las fuentes consultadas.

Actualmente, la embarcación continúa varada en la zona del Barrio Nueva, pasando la playa Mboi Cae, con sus velas semidesplegadas. Fueron los vecinos de la zona quienes dieron aviso a las autoridades.

"Se cortó el amarre y fue en línea recta hacia la costa paraguaya, durante la madrugada. Al chocar con las piedras, se hizo un agujero en el costado izquierdo de la embarcación", agregaron. Asimismo, confirmando que a la embarcación le han robado el motor y la vela mayor.

"Ahora los dueños tendrán que hacer una exposición en la prefectura y después desde el lado paraguayo deberán enviar una serie de peritajes de cómo llegó, mientras la armada paraguaya está reflotando al velero", sostuvieron.