Los residentes que salgan de Misiones a su regreso deberán cumplir dos semanas de aislamiento en cuarentena y quienes no acaten esta medida serán puestos a disposición de la Justicia Federal, informó este jueves la Policía de Misiones.

En su comunicado la fuerza de seguridad advirtió que notó "en la población el grave incumplimiento al régimen de cuarentena correspondiente" a quienes regresan desde otros distritos o de países con circulación del virus de coronavirus.

El artículo 205 reprime con "prisión de seis meses a dos años, al que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia". 

Quienes salgan de la provincia y no tengan residencia aquí no podrán ingresar nuevamente. También se prohíble el ingreso a residentes en otros distritos del país y a extranjeros. En el caso de los misioneros la advertencia es muy seria en cuanto a la federalización de la ruptura de su aislamiento obligatorio.

La medida se tomará por "poner en riesgo la salud pública" en aplicación de los decretos 260/20 del Poder Ejecutivo Nacional y 330/20 firmado por el gobernador de la Provincia de Misiones, Oscar Herrera Ahuad en prevención del COVID-19 coronavirus.

Advirtió que "todos los ciudadanos misioneros que ingresaron a la Provincia en estos últimos días desde el exterior, indefectiblemente deberán respetar el plazo de aislamiento de 14 días como les fue recomendado al momento de su regreso".

El incumplimiento, según el parte policial, traerá aparejadas "multas pecuniarias e inhibiciones de bienes correspondientes además de las medidas de privaciones de la libertad o detenciones que en cada caso lo amerite".

Agrega que quien conozca casos de personas que no cumplan con esta medida debe llamar a la línea gratuita 134 para que se adopten "las medidas del caso".