Esta mañana operan a Valentín Monzón, un chico de Apóstoles de 17 años, que fue agredido por una patota a la salida del boliche Dominó en esa ciudad. La madre se queja porque la policía de consigna no lo quiso ayudar.


“Le rompieron la pera, le arrancaron los dientes delanteros, lo desfiguraron”, dijo Mónica Graciela López, mamá de Valentín Maximiliano Monzón (17) , el adolescente víctima de una patota a la salida de un boliche en Apóstoles, cuando esperaba el turno para ingresar a cirugía.

Primero lo derribaron de un piedrazo y luego se ensañaron con el joven cuando estaba detenido. Esta mañana Valentín ingresó a cirugía por fracturas en un brazo.

“Tiene muchos golpes en la cabeza, tiene traumatismo de cráneo, le rompieron el brazo en tres partes con fractura expuesta, tiene el mentón roto, lo patearon por todos lados, mi hijo está desfigurado”, dijo también en Radio de las Misiones.

Patota de Apóstoles: fueron detenidos cuatro de los atacantes de Valentín Monzón, pero dicen que son por los menos diez más, según la mamá del menor. (Foto Región)

Mónica contó que “no eran seis, sino como 20 los de la patota del Barrio 200 Viviendas, donde ni la policía quiere entrar”, en declaraciones a MisionesOnline. Agregó que hay cámaras en la zona con lo que se podría identificar a los agresores.

Sobre la agresión sostuvo que su hijo “no conocía a estas personas” que salían del boliche Dominó. Agregó que policías que estaban de custodia en el boliche no accedieron al pedido de ayuda de una hermana de la víctima. Argumentaron que eso ocurría fuera del boliche y su consigna se limitaba a Dominó.

“No eran sólo seis, eran un montón. Faltan personas. Ellos tiene que pagar lo que le hicieron a mi hijo. No tiene ningún diente adelante se los volaron todos. Está mal. Tiene traumatismo de cráneo. En ningún momento se defendió, él no se acuerda de nada”, afirmó..




Comentarios