Son diferentes las causas, pero generalmente la demanda de atención en el Hospital Pediatrico de la capital misionera suele incrementarse durante las vacaciones de verano. En consecuencia, desde el Ministerio de Salud de la Provincia se decidió reforzar la guardia.

A partir de ahora trabajarán allí cinco médicos pediatras, cubriendo una guardia de 24 horas, durante los meses de enero, febrero y marzo. Mes a partir del cual la disposición de los profesionales volverá a desplegarse con normalidad.

Segun indicó la directora del nosocomio, Liliana Fernández Sosa, por dia se atienden entre 200 y 300 chicos allí. Siendo multiples las razones de ello, entre las cuales se destacan cuadros febriles y digestivos y algunos por sintomatología compatible por dengue.

Ante los casos de fiebre, la doctora indicó que primero es sugerible intentar bajarla con un baño con agua templada o ingiriendo un paracetamol. Pero si el cuadro avanza y se convina con otros sintomas -como vómitos-, es recomendable llevar al niño a la guardia.

Señaló además que en verano se debe tener cuidado con la conservación de los alimentos. Por lo que les recomendó a los padres que le suministren a sus hijos más frutas de estación y que no hagan mucha mezcla.