Al frente de 20 personas no identificadas y en un camión municipal que rompió los candados de la planta de agua potable, el intente Carlos Flores, tomó las cooperativa.


Un conflicto entre la Cooperativa de Servicios de Candelaria Limitada(COSCAL) y el intendente de Candelaria, Carlos Flores, derivó en la toma de la planta por parte del jefe comunal y el corte del servicio.

El presidente de la cooperativa, José Joner, denunció que el intendente Carlos Flores tomó la planta potabilizadora por la fuerza, provocó destrozos y cortó el acceso al predio.

Por su parte el intendente Flores dijo que la semana pasada había anticipado que el municipio se haría cargo de la planta potabilizadora, mediante una carta documento y declaraciones periodísticas.

Joner denunció que el intendente Flores llegó con un camión municipal y 20 personas no identificadas. “La toma fue violenta, rompiendo los candados y está atrincherado adentro“, dijo Joner a Radio Libertad y Misiones Online.

Agregó que los ocupantes rompieron cámaras de seguridad y otros elementos. La cooperativa funciona en forma autónoma desde 1963, pero Flores asegura que está bajo su jurisdicción.

El intendente Flores aseguró que la planta y la red de agua pertenecen al municipio. La cooperativa tiene más de 5.200 socios.

“No me estoy metiendo en la Cooperativa. Joner, es un comisario general que tiene que estar cuidando a la gente. La planta potabilizadora es de la Municipalidad y la red, también”, aseguró el jefe comunal y calificó a la medida como “estrictamente institucional”.

En la noche de este miércoles, la planta continúa tomada y el presidente de la Coscal denunció que hay 5 mil familias -unas 30.000 ñersonas- afectadas por la falta del servicio.




Comentarios