La víctima conocía a sus atacantes del barrio en el que vive con su madre y tres hermanos varones. Ahora descansa y tiene accesos de llanto.


La menor de 15 años violada en manada por al menos cuatro hombres, mientras uno de ellos oficiaba de “campana”, contó que uno de sus atacantes filmaba la escena. Hay tres detenidos, uno está prófugo, y son todos mayores de edad.

En su relato de lo ocurrido, la madre de la menor dijo que todos, menos el que grababa con un celular, fueron conocidos por su hija. El hecho ocurrió alrededor de las 8 de la mañana del 1° de enero en los baños de la Playa “Sarandí” de Candelaria, cerca de Posadas.

La mujer relató en una nota con Misiones Online la brutalidad de la violación. La chica fue golpeada, le produjeron rasguños en la espalda y otras partes del cuerpo, le tiraban el pelo y le arrojaban cerveza, entre otras vejaciones además del abuso sexual.

Este viernes, la menor descansaba en casa de su madrina -dijo su mamá- es atendida por sicólogos y tiene accesos de llanto cuando recuerda lo ocurrido.

La menor había sido llevada por sus padres para que celebrara con amigos la llegada del nuevo año en la playa sobre el Paraná. Ella fue llamada por un joven que sería un “noviecito” de su barrio, estuvieron juntos en la zona de los baños, y luego la dejó allí y se marchó. Se investiga si actuó como entregador.

Enseguida entraron cuatro hombres, la encerraron y la violaron. Por el hecho hasta ahora son tres mayores los detenidos: Ramiro B. (32 años), Alfredo Ch. (22 años) y Mauro P. ( 24 años), en tanto que es intensamente buscado Federico G. (19 años).

Los atacantes son todos conocidos de la familia, incluso compinches de partidos de fútbol con los hermanos de la víctima. La madre de la menor dijo que uno de ellos es “hijo de una amiga” y el otro hijo de una colega suya en la escuela donde trabaja.

La adolescente abusada sexualmente es la única mujer de cuatro hermanos que integran la familia. Los tres varones quisieron salir a hacer justicia por mano propia pero la madre los contuvo.

Tras el abuso sexual, la chica llamó a un tío que estaba cerca de Playa “Sarandí”, quién la socorrió y la llevó hasta su casa. Luego su madre hizo la correspondiente denuncia en la Comisaría de la Mujer de Fátima, donde se le hicieron los exámenes médicos, constatándose la violación con acceso carnal. La víctima recibió además el kit de asistencia para casos de abusos.




Comentarios