A los médicos de cabecera, todavía no le han pagado lo facturado en octubre y noviembre.


Desde la Asociación Civil de Médicos Misiones (AMMi) analizan suspender la atención de los afiliados de la obra social, dado que todavía no le han pagado lo facturado en octubre y noviembre. La asociación denunció al Instituto de Previsión Social (IPS) y exigió que depositasen lo adeudado y que regularicen la fecha de pago.

La AMMi fue creada hace un año y cuenta con alrededor de cien socios de los cuales la mayoría presta servicios como médico de cabecera a la obra social provincial. Por fuera de la asociación, la obra social cuenta con un total de 530 médicos de cabecera y todos cobran con retraso. Sumado a esta situación que la obra social paga $230 la consulta cuando casi todos los médicos están cobrando $600.

“Repudiamos este accionar discriminativo hacia los médicos de cabecera de la provincia e instamos a la unión de todos los afectados para poder solucionar este gravísimo hecho en esta época tan importante del año donde todos los trabajadores han percibido en tiempo y forma sus haberes encontrándonos laboralmente precarizados y no pudiendo gozar de lo mínimo indispensable que todo trabajador merece por su trabajo”, indicaron en un comunicado que circuló en las redes sociales.




Comentarios