Se trata de una orden del ejecutivo provincial, como forma de acompañamiento a la ley de emergencia nacional.


El Gobierno provincial ordenó no autorizar aumentos en el transporte público urbano e interurbano de pasajeros por un plazo de 180 días. La medida fue tomada ante la situación económica que atraviesa el país, como forma de acompañar a los sectores más afectados.

El actual gobernador Oscar Herrera Ahuad, ordenó a sus funcionarios que el Estado provincial absorba los aumentos que le deberían trasladar a los usuarios en la actualización tarifaria. Para ello elaborarán un esquema en el que ayude a las prestatarias del servicio a enfrentar los costos de paritarias, combustible y unidades.

Teniendo en cuenta la ley de emergencia aprobada por los órganos legislativos nacionales, el ejecutivo provincial busca llevar algo de tranquilidad a las familias misioneras que se vieron afectadas en todos estos años por la suba de las tarifas de servicios.




Comentarios