El hecho se registró en horas del mediodía de este jueves. Dos técnicos, de 56 y 60 años, estaban instalando el aparato en un departamento hasta que uno de ellos sufrió el imprevisto.


En horas de este mediodía un hombre de 56 años ingresó al hospital Madariaga luego de haber sufrido una fuerte descarga eléctrica. Al momento del hecho, el sujeto se encontraba instalando un aire acondicionado junto a otro técnico de 60 años.

El accidente se suscitó en un departamento posadeño cuando en determinado momento el hombre tomó con sus manos el tubo de drenaje del aparato que, sin querer, hizo contacto con la línea eléctrica que cruzaba a centímetros de la ventana y que estaba próxima al aire.

Instalaba un aire acondicionado y terminó electrocutado.

Tras el impacto, el técnico salió expulsado y cayó al suelo, golpeándose la cabeza. Producto de ello terminó con una herida de consideración, por lo que debió ser trasladado rápidamente al hospital Madariaga. Según el informe policial, ya se encuentra fuera de peligro.




Comentarios