La Federal realizó una tarea de inteligencia y en 13 allanamientos frenaron el contrabando hacia Brasil desde puertos clandestinos. 


Fue desbaratada una banda de contrabandistas de porotos de soja y semilla de alpiste a gran escala, aprovechando la diferencia cambiaria entre la Argentina y las zonas limítrofes de Brasil. La Policía Federal allanó 13 lugares en toda la provincia en los que secuestró bolsas con soja. El principal responsable fue detenido.

La soja y el alpiste eran almacenados en chacras sobre la costa del río Uruguay y desde allí transportados a Brasil en balsas desde puertos clandestinos, obteniendo una jugosa diferencia por el tipo de cambio y la evasión impositiva y arancelaria.

El operativo se denominó “Cumandá”, que en lengua guaraní significa poroto, en referencia a la soja. “Interceptamos este cargamento y detectamos el modus operandi de esta red de contrabando de soja”, explicó la ministra Bullrich, quien ordenó los procedimientos a la Secretaría de Seguridad a cargo de Eugenio Burzaco.

Las tareas de inteligencia fueron realizadas por efectivos de la División Antidrogas de Eldorado, quienes descubrieron que la banda hacía el transporte de soja con camiones propios y de terceros, a través de las provincias de Santiago del Estero, Chaco, Corrientes y Misiones.

Para ellos usaban guías y permisos adulterados. Hacían el acopio en galpones, y luego trasladaban la carga semillera a sus chacras, ubicadas sobre el Río Uruguay. Desde allí, usando puertos clandestinos, hacían el contrabando de soja hacia Brasil en balsas improvisadas.

Con esto obtenían una diferencia de casi el 50%, pues compraban la soja al valor de la moneda argentina y la vendían al de la moneda de Brasil, donde un Real equivale a 11 Pesos argentinos. De esta forma evadían los impuestos nacionales y aranceles de exportación, generando un grave perjuicio económico a las arcas del estado nacional.

En total fueron incautados tres camiones con semirremolque cargados con soja, una Toyota Hilux negra, una máquina tipo grúa, una moto sin documentación, 155 toneladas de soja, 22 toneladas de alpiste, 502 bolsas de fertilizantes de origen brasileño, una cinta elevadora de bolsas, un revólver calibre 38 Taurus Special, un revolver Smith Wesson 357 Magnum, una carabina calibre 22 Mahely, un pistolón, municiones calibre 38, cartas de porte de transporte y una chapa con dominio brasileño.

Intervino el Juzgado Federal de Oberá, a cargo del doctor José Luis Casals, la secretaría del doctor Luis Andrés Villanueva, junto a la Fiscalía Federal de Oberá, a cargo de la doctora Viviana Alejandra Vallejos, y la Secretaría del doctor Otto Kurtz. La investigación se realizó con la cooperación de la Prefectura Naval y la AFIP.






Comentarios