Emma Aylen Verón tiene 29 años y fue electa el pasado viernes como reina trans en Misiones. La lucha suya y la de todas las identidades disidentes es visibilizada cada vez más y la pelea por la igualdad toma nuevos aires.


La sociedad en su conjunto y particularmente la de Argentina, viene dando profundos debates en torno al género y la autopercepción de las personas con el propio. Durante el gobierno de Cristina Fernández, se sancionó la Ley de Identidad de Género 26.743, que permitió a miles de personas transgénero portar en el documento nacional de identidad, su género autopercibido además de la posibilidad e acceder a tratamientos de cambio de género dentro del Programa Médico Obligatorio.

En el marco de esa transformación social, es que el pasado viernes, se realizó en un conocido boliche de Posadas que suele contener a las identidades y sexualidades disidentes, la elección de la reina trans de Misiones, que en esta ocasión coronó a Emma Verón. Ella representará a la provincia en un certamen de iguales características en Córdoba, el próximo domingo 16 y, en caso de ganar, competirá a nivel internacional en Barcelona, España.

Ahora no hay tanta discriminación como había antes, es un poco más libre, pero todavía existen personas que no pueden aceptar lo que es la realidad hoy en día”, reflexionó Emma en una nota para El Territorio.

Luego de que trascienda la noticia de su coronación, muchas personas le brindaron su apoyo a través de las redes sociales. Aunque también hubo muchos comentarios de odio e intolerancia, con base en ideas que no concuerdan con los tiempos que vivimos. “Era sabido que eso iba a pasar, pero nosotras vamos a seguir luchando para que esto no les suceda más a las generaciones que vienen después de nosotras. Es una lucha que llevamos las chicas trans todos los días”, contó Emma Verón.

Emma Verón, la reina trans de Misiones

Emma sostuvo que no pretende un trato especial por su condición debido a su elección, sino nada más que el respeto que merece cualquier ser humano con derechos. Y se definió a sí misma: “Yo soy una mujer trans. Yo sé lo que soy, no me creo una mujer nacida con vagina, soy consciente de todas las cosas. No ando diciendo a todo el mundo ‘soy una mujer, respétenme’. Respeto a la gente y espero que la gente también lo haga conmigo”.






Comentarios