El Conurbano bonaerense recuperó en las elecciones legislativas del pasado domingo gestos de la impronta tradicional del trabajo político: la territorialidad, un motor que se vio reflejado en especial en los triunfos del Frente de Todos.

Fueron en esos casos los intendentes y la estructuras que manejan los artífices de resultados que confirmaron dominio o permitieron revertir escenarios que se mostraban complejos después de las PASO. También hubo otros gestos de cercanía en candidatos opositores que salieron a caminar los barrios y de ese modo edificaron verdaderos batacazos que sacudieron feudos del Gran Buenos Aires.

En ese reparto surgió, claro está, una nómina de ganadores y perdedores. Y cada uno de ellos con escenarios distintos en el tránsito hacia 2023. Hay algunos que incluso le pusieron una impronta épica al resultado para ya vislumbrar la continuidad en el cargo dentro de dos años. Pero también quedó expuesto en otros terrenos el desgaste por la perpetuidad: o la relación tirante con los líderes a nivel nacional zanjada antes de los comicios aunque sin el resultado esperado. De todo y para todos los gustos.

El podio de ganadores en las elecciones

Mariano Cascallares

El intendente de Almirante Brown fue uno de los impulsores en el triunfo del Frente de Todos en la Tercera Sección electoral, con un caudal de votos clave para acortar la distancia respecto de Juntos por el Cambio en la Provincia y atenuar en noviembre una derrota que en las PASO había superado los cuatro puntos de diferencia. El jefe comunal hizo una apuesta muy fuerte al encabezar la lista de diputados provinciales en la porción bonaerense más populosa, y se llevó mucho crédito.

Elecciones en el conurbano. Mariano Cascallares, intendente de Almirante Brown, ganó como candidato a diputado provincial.

Como a priori no tiene chances de repetir como intendente de Brown en 2023 (por la ley contra la reelección indefinida impulsada y promulgada por María Eugenia Vidal en 2016), fue una de las caras visibles de la única victoria del kirchnerismo en las ocho secciones electorales. Arrasó en su distrito, donde con una boleta local conformada con varios nombres de su gabinete le sacó casi 60.000 votos de diferencia a Juntos, y en la contienda para diputados provinciales la ventaja fue incluso mayor.

Lo que resta por confirmarse es si finalmente se incorporará a la Legislatura, un espacio donde se necesitará mucha rosca y cintura política por la paridad de fuerzas. De hecho, en la Cámara de Diputados, el Frente de Todos tendrá desde el 10 de diciembre 42 bancas, contra las 41 de Juntos y nueve restantes repartidas entre otras expresiones. Si Cascallares desembarca en La Plata, dejará a su sucesor, Juan Fabiani, ex concejal y actual Secretario de Gobierno, al mando del municipio.

Mayra Mendoza

La intendenta de Quilmes había sido una de las caras de la derrota del kirchnerismo en las PASO y aquel escenario negativo le permitió edificar un relato épico: revirtió el resultado y contra una figura pesada en el distrito, como lo es Martiniano Molina, el mentor de la lista local de Juntos por el Cambio que además compitió como candidato a diputado provincial. Tan envalentonada se la vio que ya empezó a hablar de su reelección en 2023.

La referente de La Cámpora había terminado siete puntos abajo el 12 de septiembre. Sorteó la dificultad y evadió el riesgo de perder el control del Concejo Deliberante con un repunte vital que también redundó en la remontada general del kirchnerismo en la Provincia. De los 107.544 votos que había conseguido la lista para diputados nacionales encabezada por Victoria Tolosa Paz en las PASO, ahora llegó a 131.426. Fueron 23.882 sufragios los que creció el oficialismo, tal lo reflejado en el 97,15% de las mesas escrutadas en forma provisoria.

Mayra Mendoza revirtió la derrota en las PASO y ya habla de reelección en 2023.

A nivel local, sumó casi 30.000 votos adicionales el Frente de Todos quilmeño en la elección del domingo con respecto a las PASO. Para concejales se impuso con el 40,82% de los sufragios (135.891) contra el 39,57% (131.760) de Juntos. Con esto podría sumar siete concejales y quedarse con el quorum propio en el recinto comunal.

Néstor Grindetti

Otro que hizo una fuerte apuesta en estas elecciones de medio término, por lo que se jugaba en el territorio y porque fue el jefe de campaña de Diego Santilli en la Provincia. De hecho, la derrota sufrida por sus listas en Lanús en las PASO parecían haberlo jaqueado, aunque este domingo consiguió dar vuelta aquel escenario adverso y contra un referente camporista.

Lanús es el único distrito de la Tercera Sección Electoral donde triunfó Juntos por el Cambio. El recuento provisorio muestra una diferencia exigua para el oficialismo local en las boletas para diputados nacionales y provinciales, y algo más de aire en la local para concejales, en la que Juntos competía contra Julián Álvarez, ex secretario de Justicia surgido de La Cámpora. Si eso se confirma podría darle aire a Grindetti en el Concejo.

Elecciones en el conurbano. Néstor Grindetti ganó por partida doble, en Lanús y como jefe de campaña de Santilli.

Con estos resultados, las 12 bancas en disputa se repartirían por igual entre las dos fuerzas mayoritarias lo que mantendría el dominio opositor por 13-11; sin embargo, con el 98,85% de las mesas escrutadas la lista de Juntos está a algunas décimas porcentuales de alcanzar el número necesario para terminar con un 7-5 y obtener la mayoría en el Concejo Deliberante también por dos escaños más.

Los grandes perdedores en las elecciones

Alberto Descalzo

Su nombre está asociado al fenómeno de los barones peronistas del Conurbano y carga con un título honorífico en Ituzaingó: es el único intendente que tuvo el distrito desde su creación, en 1995. Ya en las primarias había recibido un llamado de atención, el que terminó de confirmarse este domingo. Por escaso margen, pero derrota al fin.

Elecciones en el conurbano. Alberto Descalzo y una derrota que alerta: lleva 26 años como intendente de Ituzaingó.

En una elección muy reñida, la lista de diputados nacionales encabezada por Diego Santilli venció a la de Victoria Tolosa Paz por algo más de 1.000 votos. Y Juntos se impuso también en la contienda para la Legislatura bonaerense. Para concejales, la diferencia de Juntos es de 1.500 votos, con el 98,58% de las mesas escrutadas.

Aunque el oficialismo local recuperó votos respecto de las PASO, quedó muy por debajo del 46,15% que logró Descalzo en su sexta reelección, la de 2019, con la que extendió su mandato récord al frente del municipio. De todas maneras, por lo ajustado del resultado, habrá que esperar al escrutinio definitivo.

Julio Zamora

El intendente de Tigre fue uno de los tantos jefes comunales del GBA que pusieron a sus esposas al frente de la lista de concejales. Pero la jugada no le resultó fructífera: la nómina encabezada por Gisela Zamora quedó marcada por la derrota del Frente de Todos en uno de los batacazos observados este 14 de noviembre.

Elecciones en el conurbano: a Julio Zamora no le sirvió poner a su esposa Gisela al frente de la lista de concejales.

Tigre es el territorio políticamente nativo de Sergio Massa, aunque Zamora llegó entre tironeos con el presidente de la Cámara de Diputados, los que se zanjaron en un acuerdo firmado poco antes del proceso electoral.

Santilli -otro domiciliado en Tigre- se impuso por unos 8.000 votos a la lista de Tolosa Paz. También fue holgado el triunfo para senadores provinciales y a nivel local, si bien la diferencia se achicó a unos 4.500 votos, la victoria opositora en el distrito del norte es contundente. La carta del apellido familiar al tope de la boleta no funcionó.

Lucas Ghi

El distrito donde nació Nuevo Encuentro, el partido fundado por Martín Sabbatella que incluye al actual intendente, volvió a quedar en manos de Juntos por el Cambio en las elecciones de medio término. En Morón, la lista del Frente de Todos impulsada por Lucas Ghi había finalizado 11 puntos abajo en las PASO, donde fue derrotado por los candidatos apadrinados por el ex jefe comunal, Ramiro Tagliaferro. Aunque hubo un repunte kirchnerista, el triunfo de la oposición quedó confirmado este 14 de noviembre.

Juntos por el Cambio le sacó 10 puntos de ventaja al oficialismo en todas las categorías: diputados nacionales, senadores provinciales y concejales. Este resultado deja muy debilitado al alcalde del Oeste, que además no pudo ni siquiera aspirar a mejorar el respaldo legislativo a nivel local.

Elecciones en el conurbano. Lucas Ghi sufrió la peor caída del kirchnerismo en distritos donde es gobierno.

En el Concejo Deliberante de Morón, el oficialismo está hoy obligado a generar acuerdos con bloques unipersonales para avanzar con los proyectos promovidos por el intendente Ghi. Y seguirá de la misma manera: de acuerdo al escrutinio provisorio, Juntos mantendría las siete bancas que pone en juego.

***Fuente: Zonales.com