Las oficinas del Centro de Distribución Pergamino fueron robadas en tres oportunidades en 10 días.


ladrones ingresaron en tres oportunidades entre el sábado 1 de este mes y este sábado a las oficinas de Centro de Distribución Pergamino ubicado en la ruta Nº 32 kilómetro 2,5. Sus responsables aseguran que “no se puede seguir trabajando así”. Sufrieron destrozos en el mobiliario y rotura de varias aberturas.

Tres robos en menos de una semana es la triste realidad que le toca padecer a una empresa radicada en Pergamino desde hace años.

Centro de Distribución Pergamino, dedicada a la comercialización mayorista de alimentos y bebidas, ubicada en ruta Nº 32 kilómetro 2,5, entre la noche del sábado 1º y ayer sufrió tres veces el ingreso de delincuentes en sus instalaciones.

En la primera oportunidad, cerca de la medianoche del sábado 1 de febrero, desconocidos violentaron puertas y rejas de ingreso a las oficinas. Al activarse el sistema de alarmas huyeron antes de que llegara la Policía, pero en los minutos que estuvieron en el interior hicieron todo tipo de destrozos: intentaron abrir una caja de seguridad, en la que no se guardan valores sino documentación, rompieron las cámaras de seguridad y se llevaron la grabadora de las imágenes. También dañaron muebles de oficina y prácticamente todas las aberturas internas.

El segundo caso fue el miércoles 5 de este mes, cuando con una modalidad similar, sujetos desconocidos (aunque se supone que serían los mismos) ingresaron a las oficinas y se dirigieron directamente a la caja de seguridad, evidentemente en busca de un dinero que no había.

Y la gota que colmó el vaso fue en la madrugada del sábado cuando el sistema de alarma volvió a activarse porque nuevamente habían ingresado personas desconocidas al sector de oficinas, siempre en busca, supuestamente, de dinero.

“No se puede trabajar así, esto no puede ser real”, señaló uno de los encargados de la empresa en Pergamino, a la vez que reclamó “algún tipo de respuesta tanto de la Policía como de las autoridades municipales porque esto está pasando en Pergamino”.

“Suponemos que podrían ser siempre los mismos, y de ser así se han ensañado con nosotros. Pero no puede ser que tengan tantas libertades como para romper todo tres veces en menos de una semana, es una barbaridad y queremos alguna explicación por todo esto, porque la verdad es que no podemos seguir trabajado en estas condiciones”, concluyó el referente de la empresa.




Comentarios