Víctor Morlan, fue Director de Empleo y Capacitación de la Municipalidad de Pérez, habla del porqué de su renuncia y de su nuevo proyecto Parez: un movimiento participativo con tres objetivos puntuales que apuntan al desarrollo humano, al progreso y la infraestructura; y al respeto por las Instituciones. Además profundiza en la realidad política de nuestra ciudad, en el rol del ciudadano y en la importancia del acceso a la información pública para exigir una gestión transparente.

Actualmente, Morlan es referente del Movimiento Participativo Parez, un proyecto con propuestas que se pensaron en base a un diagnóstico de la ciudad. Morlan está convencido que, para mejorar como sociedad, los vecinos tienen que participar de lo colectivo. “Que el vecino participe. El ciudadano puede hacer mucho”, dice. El proyecto apunta a que la ciudad sea representativa territorialmente, porque “cuando en una reunión se habla de la ciudad que anhelamos, no queremos que un barrio se quede afuera. Buscamos al menos tres referentes por barrio. Tener un desarrollo territorial igualitario”, afirma con convicción.

Víctor Morlan es referente del Movimiento Participativo Parez (Facebook)

Morlan en su momento fue convocado al espacio político donde Pablo Corsalini, concejal en ese momento, se postulaba para la Intendencia. “Yo trabajaba como voluntario en el Centro Económico Pérez cuando Corsalini me convocó, y empecé a participar de ese proyecto: el objetivo era transformar la ciudad, trabajar en equipo, y realmente te daban ganas de sumarte para generar cambios”, señaló.

“Al principio todo era muy participativo, había un equipo, reuniones de trabajo. El punto más alto fue la agenda 2021, pero a partir del 2019, el objetivo del proyecto de gestión cambió. Las decisiones políticas comenzaron a recaer en tres o cuatro personas y nosotros éramos un decorado”, expuso. Tal cual cuenta Morlan, el círculo comenzó a cerrarse y solo intervenían en las decisiones, el Intendente, el Secretario de Gobierno y el Secretario de Hacienda, además intervenían unos pocos que rodeaban al Intendente. “El resto del gabinete no sabíamos nada sobre el Municipio, no teníamos apoyo ni presupuesto municipal para gestionar nuestra área. Eso es desgastante”, enfatizó.

En empleo nosotros generamos un montón de expectativas, trabajo, ingresaron más de 500 chicos en el mercado laboral, se capacitaron más de 5000 personas en los primeros cuatro años de gestión, se generó un importante cambio, en un área que no tiene la prioridad debida como las áreas de Obras y Servicios Públicos, Desarrollo Social y Salud. Es difícil hacer cosas sin dinero”, apuntó Morlan.

Rendir cuenta todos los meses del presupuesto anual: “Eso no pasa”

Sin embargo, el referente de Parez, dijo que los recursos estaban, solo que las prioridades las señalaba el Intendente, sin involucrar a todo el equipo. “Luché desde adentro para tener un presupuesto, para hacer una política permanente de empleo, de capacitación, pero siempre tenía que estar atado a los vaivenes de la gestión y no es muy serio un gobierno así. Hay que tener un presupuesto anual y que todos los meses se rinda cuenta de lo que se va haciendo. Eso no pasa”, se quejó.

Movimiento Participativo Parez

“Para nosotros la educación es fundamental. Queremos estudiar la posibilidad de tener universidades. Dar un paso adelante, saltar en calidad como ciudad. Tener una opción terciaria, que no tengamos que ir siempre a Rosario. Hay muchas universidades on line, podemos tener una sede en la ciudad. Se necesita una secretaría administrativa, alguien que cobre las cuotas y una plataforma digital. El cursado es a distancia y los exámenes presenciales. La educación pública será así, semi-presencial”, reflexionó.

Presentaremos un proyecto para acceder a la información pública

“Lo que queremos nosotros es proponer que haya acceso a la información pública, saber dónde se gasta. Desde el movimiento Parez vamos a presentar ese proyecto, porque hoy no se puede acceder a nada. En la web de Pérez Ciudad, dice “Pérez transparente”, pero no hay nada. El estado tiene la obligación de dar esa información”, sostuvo. Morlan señala los tres objetivos del movimiento participativo:

1. El desarrollo humano, que cada persona pueda tener la posibilidad de avanzar y tener organizado una base y los derechos a la salud, educación, esparcimiento, a la espiritualidad, a un trabajo digno.

2. Progreso e infraestructura, tener el sustento para que vengan empresas y un nuevo perfil, porque “creemos que la ciudad se tiene que reinventar, potenciar el perfil productivo que ahora existe, y potenciarlo con el nuevo proyecto de vinculación en el área metropolitana”. Por eso, Morlan aclara que presentaron junto con Natalia Nieto el proyecto de transporte. Morlan añade que no le sorprende que haya habido rumores sobre este tema: “la respuesta no está a la altura de un Concejal”, explica haciendo referencia a los dichos de Schiaretti, quien criticó tanto a Parez como a Unidad Popular por el proyecto de movilidad presentado. Según Favio Schiaretti, el proyecto exhibe graves deficiencias técnico-jurídicas, económicas y de implementación. “Mínimamente se puede llamar por teléfono, invitar a una reunión para ver qué se puede hacer, o tomar algo que sirva”, explicó Morlan.

3. Respeto a las Instituciones. Allí se incluye todo lo que es anticorrupción, transparencia, trabajar con las Instituciones, “porque el estado hace aguas por todos lados y a todos los niveles. La gente sola trata de cubrir los baches a donde el estado no llega, pero nos podemos organizar mejor como sociedad. Dejar la queja y pasar a la acción, por eso lo nuestro es un movimiento participativo. Qué podemos hacer en nuestro barrio, porque a la ciudad la construimos entre todos, una vecinal, un club, las capillas, los templos, todos intervienen en la realidad del barrio. Queremos apoyar esas instituciones”, manifiesta.

Lo que potenció mi salida fue justamente la falta de diálogo. “Se piensan que se las saben todas y la sociedad se está dando cuenta. Uno no puede pertenecer más a un espacio donde ni sos valorado, ni les interesa tu opinión”, dijo.

El día que renunció Morlan, sorprendió a muchos. Los comentarios que se hicieron en las redes sociales, pusieron en evidencia roces internos. El mismo Morlan publicó: “Responsabilizo al Sr. Intendente por las mentiras, agravios o agresiones que pueda sufrir mi persona o mi familia”. Al preguntarle sobre dichos rumores que incluía un problema con el gremio de la recolección de basura y el Mercado de La Estación, afirmó que “fue todo un papelón para correrme del medio, para desprestigiarme. No se entiende bien qué quisieron hacer. No sé cuál fue el motivo, me imagino que tiene que ver con un trasfondo político. Uno ya iba mostrando diferencias”, comentó. Además aclaró que los funcionarios, “entran con un Intendente y nos vamos cuando él quiere. Con pedirme la renuncia hubiera sido suficiente. No hace falta inventar nada para desprestigiarme, entonces ante esa bajeza, preferí renunciar y listo”, sostuvo. “También uno tiene su dignidad, dar un paso al costado, irse tranquilo a casa. Es importante por eso siempre tener un oficio, inculcar eso a los chicos, que aprendan un oficio, que te da una independencia y nunca te va a faltar nada mientras vos tengas ganas de trabajar. A mí la sociedad me conoce, yo nací en Pérez, saben quién es Morlan, que somos gente laburante”, se explayó.

De todos modos, Morlan sostiene que, si bien, los años en la Municipalidad son una etapa cerrada, aprendió mucho sobre gestión. “Lo tomo como un aprendizaje”, remarcó. El 1 de marzo fue la apertura de sesiones del Concejo Municipal de Pérez, donde el Intendente Pablo Corsalini, expresó lo siguiente: “Los que estamos aquí presentes tenemos una responsabilidad pública, de la cual debemos hacernos cargo y entender su fin, que es la de ayudar a tener una ciudad mejor. Por eso los invito a que en este año electoral, trabajemos más unidos, para dar respuesta a las necesidades y demandas de nuestros vecinos y vecinas, dejando a un lado las mezquindades políticas que tanto daño han hecho y hacen a todo nuestro país, a nuestra provincia y a nuestra ciudad”. Al preguntarle sobre las mezquindades a las que hace referencia el Intendente, contestó: “lo dice todos los años. Hay que empezar por casa. Esos textos hoy en día son pasivos, están lejos de la realidad, son para cumplir una formalidad al inicio de las sesiones y nada más”, añadió.

“A mí me da lástima cómo la gente se encierra en la soberbia - pido que no nos pase eso, porque te puede pasar-, yo pido todos los días mantener la humildad, ser laburante, mantener la esencia”, puntualizó. “Porque hay mucho ego, tenemos que trabajar mucho eso: la vanidad, el todo para mí y no construir en equipo. Si somos una ciudad ¿cómo no vamos a trabajar unidos?, cuestionó. Morlan afirmó que siempre va para adelante. “Estoy tranquilo con todo lo que hice, conmigo mismo. Cada vez que hago algo, doy el cien por ciento”, finalizó.