La pandemia puso en vilo tanto al Ministerio de Educación, como a directivos, docentes, padres y alumnos. El año 2021 es un desafío muy grande porque todos los alumnos pasarán de año, incluso hasta los jóvenes que adeudan materias del año cursado durante el 2020. Vía Pérez consultó con la Directora del Colegio Secundario Nuestra Señora de Luján, Prof. Lic. Mariana Ranea, sobre el retorno a las aulas, las secuelas del 2020 y la cronología educativa desde el año pasado hasta ahora.Vuelta a clases con “burbujas” y habilitación para 15 personas por salón.

Aunque se hable de “vuelta a clases”, lo que vuelve es la presencia de los chicos en la institución, porque clases han tenido pero de manera virtual. Mariana Ranea, hace una cronología para situarnos en el contexto, pero comienza recalcando que, desde la Institución, ya venían preparándose antes de que comience la pandemia, utilizando una plataforma que la Municipalidad puso a disposición de todos los colegios de nuestra localidad.

“En febrero del año pasado, nos propusimos incorporar la utilización de una plataforma virtual como un dispositivo pedagógico nuevo que podría motivar a los alumnos, ya que incorporar las nuevas tecnologías a los aprendizajes siempre trae consigo una motivación extrínseca que hace que los adolescentes se comprometan más con las actividades escolares. Para ello habíamos estado elaborando con una docente una guía de pasos a seguir que explicaba cómo “navegar” dentro de la plataforma, tanto para docentes y para alumnos. Además, justo el último día de clases, les pedimos los mails a todos los alumnos y pudimos registrar en dicha plataforma a todo el alumnado”, señala.

Tras casi un año, la mitad de los alumnos regresaron a las clases este miércoles 17 de febrero de 2021. (Clarín)

Gracias a ello, pudieron trabajar todo el año, los profesores, subiendo el material, y los alumnos entregando los trabajos a través de la plataforma. “Después con las herramientas de zoom y meet implementamos las clases virtuales. Los chicos pudieron entregar todos los trabajos a través de la plataforma, y así docentes y alumnos estuvieron conectados todo el tiempo”, comentó.

Cronología

19 de marzo: empieza el aislamiento. Se cierran las escuelas por 15 días. Un gran desafío para todos los docentes y para los propios alumnos. Ranea nos cuenta sus impresiones. “Se trabajó como se pudo al principio. Fue algo inédito para el mundo entero. No estaba previsto vivir una situación semejante y tuvimos que manejarnos con la “intuición docente”. Mientras el Ministerio, que quizá hizo agua al principio, iba recabando datos, y así se nos pasó el primer trimestre”.

En agosto, a través de la Resolución Nº 366/20 y la Resolución 368/20 del Consejo Federal de Educación donde se involucran todas las provincias, se decreta que el ciclo lectivo termina el 30 de marzo 2021 para los chicos de 5° año, y el 15 de marzo para los cursos de primero a cuarto año; conformándose así una “unidad pedagógica entre el ciclo lectivo 2020 y el 2021. Además decretan que no se califique por nota, o sea que la calificación debía ser cualitativa y no cuantitativa, como se venía haciendo en los últimos 30 años de la educación secundaria.

Ciclo lectivo normal hasta el 30 de noviembre: muchos alumnos pudieron transitar el ciclo lectivo de forma “normal”, pues en nuestro colegio tomábamos pruebas vía meet, con cámaras enfocando la mesa de trabajo o través de coloquios orales”; se ríe y comenta que seguramente los chicos buscaron artilugios para pedir ayuda o copiar durante esas evaluaciones, pero en principio sirvió y mucho para acercarnos a la “normalidad”. “Tuvimos chicos que no aprobaron por diversas razones, pero para los que sí lo hicieron, el 30 de noviembre empezaron sus vacaciones”, manifestó la Directora. Y explica que, para los que no aprobaron, desde el 1 de diciembre hasta fin del año 2020 se hizo una continuidad del ciclo lectivo, es decir que, los chicos que habían tenido problemas en uno, dos o tres trimestres, en esos días pudieron recuperar.

Nos pidieron que en esta etapa haya presencialidad, ¿de qué manera? Armando burbujas con hasta 8 chicos por curso y 10 personas por salón, contando al profesor y el directivo o preceptor.”, relató la docente. Esas 10 personas conformaban así las ya famosas y hoy conocidas “burbujas sanitarias”.

Volvieron las clases presenciales tras casi un año. (Clarín)

En las Circulares emanadas por el Ministerio se hace énfasis en la “revinulación” de los alumnos de 1º año y de 5º, pero en dichas circulares también se da la libertad para que, si es necesario, asistan otros cursos. De hecho en el colegio decidimos que los que tuvieron materias bajas, o problemas de conectividad o problemas emocionales, volvieran a clases. Hicimos módulos de 40 minutos, en las distintas áreas y para todos los alumnos de 1º a 5º”, explicó Ranea.

Según dijo la docente, “muchos necesitaron de esa ayuda, porque algunos en el primer trimestre no encajaban en este nuevo sistema que nos impuso la pandemia y se desvincularon por completo de la escuela”. Contó que se priorizó a 5°, porque, aunque muchos chicos no tenían materias bajas, lo sufrieron emocionalmente, ya que no pudieron hacer el acto, ni el viaje de fin de curso, etc. “Estaban deprimidos y no quisieron saber nada con hacer un acto virtual. Es un grupo hermosísimo mi 5º año, y aprovechando la resolución del CFE que habilitó la presencialidad en las aulas, los convencimos para que hicieran un desayuno en grupos de 8 y ellos armaron sus propios grupitos y pasamos un día distinto para que quede en el recuerdo de su escolaridad secundaria”, remarcó Mariana.

Todos los alumnos pasan de año, dice el decreto de Provincia

“Aquí hay que hacer un paréntesis para recalcar algo muy importante: Todos los alumnos pasan al año siguiente aunque adeuden muchas materias, lo cual no quiere decir que tienen todas las materias aprobadas. Veámoslo a través de un ejemplo: Si en marzo del 2021 les va mal con los trabajos presentados para dar crédito de los contenidos aprendidos, tienen tiempo hasta fin de año para recuperar los contenidos de la o las materias que deben del año 2020″, aclaró.

En la jerga educativa se habla de “los alumnos que están revinculándose y adquiriendo los contenidos pendientes de aprobación”. Esos chicos son los que no han podido hacer los trabajos y las evaluaciones por situaciones diversas desde sus casas. “En nuestra institución hay 3 ó 4 chicos desvinculados completamente por curso, o sea alumnos que no han entregado ni siquiera un trabajo en alguna materia: esos alumnos también pasan de año y deberán ocuparse de trabajar sobre los contenidos no aprendidos durante el 2020”, puntualizó Ranea.

Ejemplos

“Si soy un alumnos de 5º año y no aprobé alguna materia, tengo tiempo hasta el 30 de marzo del 2021 para aprobarla. Si no la apruebo, tengo todo el ciclo lectivo 2021 para aprobar, pero para estos alumnos de 5° año, se les juntará con los contenidos de la facultad o de un terciario. Les será difícil compatibilizar los estudios superiores, con las materias del colegio que no hayan aprobado y poder así finalizar el secundario”, ejemplificó.

“Los alumnos de 1° a 4°, pasarán de año, hayan hecho algo o no haya hecho nada, pero después les será complicado porque, además de tener que aprobar las materias que deban del año anterior, tienen que cursar las del año actual. Por la mañana cursarán las que se les dicte del año en curso, y por la tarde deberán seguir con las materias que adeudan”, explicó la Directora. Por eso aprovechamos este medio para sugerirle a las familias de todos los alumnos que los acompañen en este tramo de febrero/marzo para formar junto con la escuela una red de contención propicia que los sostenga.

Pandemia: se profundizaron los problemas psicológicos y psiquiátricos

Ranea expresó su inquietud: “otro tema que nos preocupa es la modificación que produjo el confinamiento a los chicos en sus horarios. Ellos viven de noche. Nos pasaba que teníamos horarios de consulta todos los días, por la mañana, en un horario estipulado, y se conectaban en horarios inimaginables, me hablaban a las 20 horas, a las 23:50 horas, para preguntarme sobre algún ejercicio de la tarea”, comentó.

Trabajo desde casa.Jose Gutierrez | Los Andes

“Veo que los problemas emocionales se han agravado, la pandemia los profundizó, por ejemplo, las fobias, el bulling”, manifestó. Además, los mismos alumnos le contaban que se acostaban a dormir a las 14 horas y se levantaban a las 19 horas. Se pasaban toda la noche chateando, escribiendo, jugando. A las 10 de la mañana algunos vuelven a dormir, se levantan a comer y luego a dormir nuevamente.

Mariana explicó también que le llamaba la atención aquellos chicos que venían bien y de repente desaparecían: “a veces, la familia tanto tiempo junta y los chicos tan encerrados, sin poder comunicarse con sus pares, los lleva a padecer situaciones que antes eran desconocidas para ellos. En la escuela, por lo menos, tenían la posibilidad de hablar con alguien y desahogarse y eso desapareció de sus vidas. Una vez más comprendimos la importancia de las escuelas en la maduración afectiva de nuestros jóvenes”, señaló.

Año 2021

En febrero 2021 llegó la primer circular del Ministerio de Educación de la Provincia de Santa Fe, volviendo a hacer hincapié en la importancia de revincular a 1° y 5°, y se vuelve a dejar abierta la posibilidad de que, si uno ve otras necesidades, se pueda articular el retorno de otra manera. “Es así que nosotros preferimos tener la vinculación con los alumnos que están complicados. Son muchos chicos con materias pendientes. Hasta el 12 de marzo estarán recuperando los contenidos no aprendidos”, expuso.

Nuevos desafíos

“La virtualidad nos dio posibilidades insospechadas. Hicimos una video conferencia con Charlie López, autor del libro ¿Por qué decimos?, los chicos le hicieron preguntas, estaban realmente motivados. También les dio una charla un adicto recuperado en el Hogar Padre Misericordioso donde nos contó su experiencia con las drogas, dejando un mensaje para todos nuestros jóvenes. Tuvieron una charla sobre humedales y varios cursos de capacitación ofrecidos gratuitamente y en articulación con Gerdau de Junior Achievement. Los chicos de 3º año escribieron un libro y lo publicaron con cuentos fantásticos que realizaron junto al profesor de Lengua y Literatura, y escribieron cuentos donde se involucraban conceptos de la Física, realizados junto a la docente de dicho espacio curricular. El desafío de editar un libro los llevó a pensar en la tapa y así se sumó la profesora de Educación Artística motivándolos a confeccionar dibujos que luego se sumaron a sus páginas”.

Esas cosas a los chicos les encantan, los motiva y los aleja del aburrimiento y de los malos hábitos, recalcó la docente, orgullosa de sus alumnos y de todo el plantel docente. “La pandemia nos dejó muchísimas cosas negativas, pero también nos abrió las puertas para ponernos a pensar estrategias metodológicas que desamurallaran la escuela y la hicieran más viva que nunca”.