Quizás algún día deje de ser noticia contar que una mujer accedió a un trabajo tradicionalmente reservado a los hombres; pero aún falta. En ese camino estamos como sociedad por eso queremos destacar la historia de Natalia Monzón de 31 años que se convirtió en la primer mujer recolectora de basura de la capital entrerriana.

Se trata de un trabajo realizado principalmente, y casi únicamente, por hombres. En las postales cotidianas del camión recolector de residuos no hay mujeres, hasta ahora. Y Natalia desde su lugar anima y exige a que otras unidades municipales “también dejen que las mujeres hagan otros trabajos”.

La joven de Paraná es madre de cinco hijos y al hacer referencia a su nuevo puesto laboral subraya que “las mujeres tenemos que tener un trabajo digno, al igual que los hombres, porque también podemos”. Natalia acaba de cumplir una semana en su nueva tarea, antes se desempañaba en el área de limpieza, y en relación a su primer día de trabajo como recolectora no duda en afirmas que “fue una experiencia muy linda”.

El intendente Adán Bahl también quiso reconocer el trabajo de Natalia y por eso ayer sábado bajo la lluvia que había en Paraná se acercó hasta una de las arterias de la ciudad donde la joven estaba desarrollando su tarea y aprovechó para felicitarla y animarla a seguir superándose. “La ciudad no duerme ni la lluvia nos detiene”, expresó el mandatario local a través de sus redes sociales.