Por la situación de Garbarino en Paraná, analizan pedir el embargue de mercadería. Así lo indicó el secretario general del Sindicato de Empleados de Comercio de Paraná, Daniel Ruberto.

Es que los trabajadores de la casa de venta atraviesan una compleja y delicada situación laboral hace meses. Sin embargo, Ruberto aclaró que “la decisión final es de un juez”.

La firma atraviesa una crisis que mantiene a sus 3.800 empleados en vilo, en todo el país. En medio de un conflicto de demoras en los pagos de salarios desde hace más de tres meses, y faltantes en stock por deudas con proveedores.

Ruberto mencionó que “desde abril se les adeudan salarios, y no se realizan aportes a la obra social, además del pago del medio aguinaldo”. Los 13 empleados que aún continúan atendiendo en el local de San Martín, esperan que la situación se revierta.

Sin embargo, la firma no ha dado posibles soluciones a los problemas. “La situación es terminal”, mencionó Ruberto.