A través de la gestión del embajador argentino en Israel, el ex gobernador Sergio Urribarri, el intendente de Paraná Adán Bahl mantuvo una reunión con directivos de Mekorot, la empresa de agua estatal del país de Medio Oriente que ocupa un lugar destacado a nivel mundial por la gestión eficiente de los recursos hídricos.

“Nos hemos conectado con Mekorot, una empresa muy destacada por brindar soluciones de avanzada ante la escasez del recurso en la región. Analizamos qué tecnologías podemos incorporar a la red de agua potable para mejorar el servicio”, indicó Juan Pablo Arroyo, subsecretario de Obras Sanitarias del municipio.

“Desde el Municipio presentamos la situación actual con relación a nuestra red de agua potable, con las problemáticas que se detectan. En este marco, la empresa compartió su experiencia y brindó información de cómo resolvieron este tema en su país y cómo se trabaja en la actualidad”, agregó.

Objetivos

Tras el intercambio con la empresa israelí, Arroyo precisó que el objetivo es delinear una agenda para los próximos 3 años, referidos a la incorporación de tecnología, relevamiento de la red y de la válvulas. “La idea es mantener este intercambio donde nos asesoren de los pasos a seguir para encontrar una solución a la problemática de la ciudad en materia de agua”, explicó.

Situación local

Desde el municipio presentaron un informe con los principales datos del consumo de agua en la capital entrerriana. En el documento se dio a conocer la situación de las dos plantas de agua: Echeverría (+ 40 m/ el nivel del río) donde se pueden producir hasta 8.500 m3 por hora y la planta de Ramírez (Cristo Redentor +100 m/nivel del río) con 1.500 m3 de producción por hora.

En relación al consumo, se indicó un promedio de 698 litros por habitante por día, con un récord en diciembre pasado, de 820 litros bajo estos parámetros. En cuanto a la distribución, se precisó los cuatro centros con que cuenta la ciudad: la planta potabilizadora de avenida Ramírez, Lola Mora, Parque del Lago y Ejército.