La situación Covid en la provincia ya es crítica, al aumento sostenido de casos se suma la alta ocupación de camas en el sistema sanitario. En un intento por bajar los casos y descomprimir al sistema de salud, localidades empiezan a tomar medidas más restrictivas.

En Nogoyá, el intendente Rafael Cavagna informó la suspensión de las clases presenciales, al menos, hasta el viernes y la prohibición de circulación de 22 a 6. “En conjunto con el COES, hemos tomado una serie de decisiones para disminuir la circulación y los contagios”, dijo a RadioVictoria el presidente municipal y agregó que “de 30 hisopados realizados la semana pasada, 20 eran docentes. Pero también tenemos 180 personas del sistema educativo aislados (docentes y no docentes). Por tal motivo, enviamos una nota al CGE para pedir la suspensión de las clases presenciales”.

La medida comienza a regir hoy, indicó Cavagna quien indicó que es “una situación preocupante y desde el gobierno provincial, nos comunicaron que la suspensión de las clases presenciales en Nogoyá, es un hecho hasta el próximo viernes, que vence el DNU nacional”.

Por su parte, desde el hospital local San Blas informaron que durante el fin de semana el 50% de las consultas en la guardia fueron por cuestiones respiratorias. En total se atendieron 140 personas, de las cuales 70 de estas se acercaron para ser atendidas en Guardia por consultas varias y 70 pacientes efectuaron consultas por afecciones netamente respiratorias, detallaron.