A comienzos de año, la Municipalidad a través del equipo de trabajo de la Dirección de Salud Ambiental, visitó el predio Paso Vera a fin de ordenar el espacio y establecer áreas de uso intensivo y otras de protección. Allí se delimitaron los sectores de estacionamiento y áreas restringidas con el objetivo de propiciar la recuperación del monte nativo.

Desde entonces, junto al concesionario responsable de Paso Vera se definió un plan de trabajo que contempla la plantación de un total de 100 ejemplares de árboles nativos, la colocación de postes y cartelería indicativa para los sectores de estacionamiento y áreas de protección.

Hasta el momento se plantaron 60 ejemplares entre ellas ubajay, curupí, sarandí, mataojo; y se delimitó con postes de madera, más de 200 metros del camino de acceso al predio. Estos trabajos dieron comienzo en agosto y continuarán hasta el mes de noviembre, previo al inicio de la temporada alta 2021-2022.