La ex policía y funcionaria de Paraná seguirá con prisión preventivo por la causa de narcotráfico que está procesado Sergio Varisco.


Griselda Bordeira lleva más de 10 meses en la Unidad Penal N° 6 por la causa conocida como “Narcomunicipio” en la que está también procesado el intendente de Paraná, Sergio Varisco. Sus abogados pidieron su excarcelación por problemas de salud pero fue denegada.

Así lo resolvió el Tribunal Oral en lo Criminal de la capital entrerriana, según detalla UNO. La ex policía y funcionaria municipal está detenida desde el 4 de junio del 2018 por la causa que la relaciona a ella, al Intendente y a 20 funcionarios más con la banda narco liderada por Daniel “Tavi” Celis.

Bordeira compartió pabellón con Nahir Galarza en el único penal femenino de la provincia pero luego de varios incidentes y denuncias por amenaza de muerte, fue trasladada a otro sector. 

Para justificar el pedido de excarcelación, los letrados resaltaron que todo lo acontecido en el Penal hizo que Brodeira este la mayor parte del tiempo encerrada en su celda sin interactuar con otras detenidas o participar de las tareas correspondientes, lo que le generó problemas de salud.

Pese al pedido, las vocales Lilia Carnero y Noemí Berros rechazaron el planteo y determinaron que la ex policía seguirá procesada cumpliendo prisión preventiva en la cárcel. Y para corroborar los dichos de los abogados, se pidió al Penal que envíe los informes médicos de la detenida.

Al mismo tiempo, el falló demanda que la Unidad Penal “otorgue el tiempo y espacio suficiente, en atención a los problemas de salud que sufre la interna Bordeira para la realización de actividad física recomendada”.





Comentarios