El gobierno provincial puso en marcha el Plan Ganadero Entrerriano; la iniciativa se basa en cuatro pilares: un programa de asistencia técnica; otro de diferenciación y certificación de carnes; un plan de Buenas Prácticas Ganaderas, y uno de asistencia financiera; y cuenta con el aval de la Federación Entrerriana de Cooperativas, Federación Agraria, Sociedad Rural y la Federación de Asociaciones Rurales de Entre Ríos.

“Pusimos en marcha el Plan Ganadero Entrerriano para generar estímulos a las políticas productivas de la provincia y poder, a través de créditos, con tasas muy blandas, fortalecer una cadena de valor con gran potencial de crecimiento y expansión”, destacó el gobernador Gustavo Bordet durante su visita al Establecimiento San Juan, departamento Uruguay.

Productividad

El stock ganadero entrerriano es similar desde el 2000 a la fecha. En 20 años han ocurrido variaciones de aproximadamente 800.000 cabezas, fluctuó entre 4,2 millones y 5 millones. "Creemos que estamos en condiciones de aumentar significativamente la productividad, debido a la territorialidad de la ganadería. Nuestros suelos no son en general agrícolas, una pequeña porción es muy apta para siembras de alta calidad y tenemos unos 5 millones de hectáreas para poder explotar en ganadería", definió por su parte el ministro de Producción Juan José Bahillo.

El funcionario explicó además que el crecimiento de la exportación de carne que registra la provincia se debe al incremento del 25 por ciento del volumen de operaciones que se hacen con China, teniendo la provincia dos frigoríficos exportadores: uno en Oro Verde y otro en San José.

Asistencia financiera

La asistencia financiera está dividida en tres estratos, de acuerdo a la cantidad de animales de cada productor: va de 0 a 100 cabezas; de 100 a 500 y más de 500 cabezas. La segmentación se sostiene en la necesidad de responder a la necesidad del ganadero con la asistencia concreta y real de acuerdo al grupo que pertenezcan.