El gobernador Gustavo Bordet entregó este lunes al ministro de Producción, Turismo y Desarrollo Económico, Juan José Bahillo, el decreto por el cual se reglamenta la Ley 10.805 que declara la Emergencia del sector Turístico en la provincia y se otorga beneficios en la emergencia epidemiológica.

La norma faculta, además, al Poder Ejecutivo a disponer de diferimientos y exenciones en el pago de tasas y aportes.​ Entre los considerandos del Decreto se sostiene que las micro y medianas empresas representan el 95 % de los prestadores turísticos siendo urgente brindar un marco de protección y alivio fiscal a las pymes turísticas en su carácter de unidades sociales productivas, previendo a su vez la protección de los empleos del sector.

Actividades turísticas alcanzadas por la Ley

  • Servicios transportes afectados a la actividad turísticas;
  • hoteles y alojamientos;
  • complejos termales;
  • guías de turismo,
  • y otras actividades que la autoridad de aplicación incluya por tener al turista como principal destinatario.

El turismo ha sido la primera actividad afectada por la pandemia habida cuenta de su relación con el traslado y circulación de personas fuera de su residencia habitual y posiblemente será una de las últimas en reactivarse por lo que coloca a todos sus actores en una situación más desventajosa respecto de aquellos pertenecientes a otras actividades.