Juan Hermida, jefe del equipo médico del club, participó de la reunión desarrollada este martes con el doctor Pedro Cahn.


De a poco el fútbol va pensando en volver y para ello desde la dirigencia están llevando adelante diversas actividades para preparar el regreso en el contexto de la emergencia sanitaria. Juan Hermida, jefe del equipo médico de Patronato, participó de la reunión desarrollada este martes con el doctor Pedro Cahn y los dirigentes del fútbol argentino.

El infectólogo Cahn es uno de los asesores del Gobierno nacional en tiempos de coronavirus y encabezó la reunión vía Zoom ya que fue designado para asesorar a la AFA en relación al protocolo.

En relación al encuentro virtual, Hermida indicó que “el paso que faltaba era elevar el protocolo para que Cahn le diera su mirada infectológica ya que todos lo que participamos en la elaboración del protocolo necesitamos de su mirada en el tema; si bien nosotros estamos asesorados con gente que está en el tema necesitábamos el aval y el doctor Cahn se tomó la molestia de leer el protocolo, nos sumó algunas cosas y nos dio el aval para trabajar muy despacio, muy paso a paso”.

. Juan Hermida participó de la reunión vía Zoom con el doctor Pedro Cahn y los dirigentes del fútbol argentino.

En declaraciones a Buenas Noches, el médico del rojinegro explicó que “el protocolo que está presentado habla sólo de la fase pre competitiva, que es el que se bajó hace un mes de Conmebol que era más amplio, más intenso y que hablaba de la parte pre competitiva y competitiva e incluía viajes y partidos de fútbol. Este protocolo habla sólo de cuando comencemos a entrenar, lo primero que dice es que no se podrá pensar en jugar hasta que estén vigentes medidas estrictas de prevención o sea cualquier etapa de confinamiento que esté vigente en el país no va a poder ser posible la práctica activa de fútbol activa”.

En relación a los posibles tiempos de la vuelta, Hermida explicó que “No habló de fechas, sólo habló de cómo volver a entrenar con medidas que nos permitan disminuir la posibilidad los riesgos de contagio. Se armarían grupos o burbujas de seis jugadores y que no superen los diez integrantes contando futbolistas, cuerpo técnico, médico y utilería, entonces los grupos no se podrán mezclar”.

Se conoció además que cada institución tendrá que ver cómo realiza y soluciona el tema de los test, “que está estipulado que se hagan 72 horas antes que comiencen los entrenamientos después un segundo el día que arrancan y después uno semanal a todos los integrantes que estén en actividad para las prácticas”, indicó Hermida.




Comentarios