Entre Ríos tiene alternativas para visitar todo el año. Termas, fiestas, turismo rural entre lo mas destacado.


A lo largo y ancho de toda su extensión, la provincia de Entre Ríos sorprende por su belleza natural pero también por su rica historia y sus encantos culturales. Viajemos juntos.

Iniciando un viaje desde el norte por la costa del Río Uruguay podemos apreciar las extensas plantaciones de citrus que tiñen de naranja al intenso verde de la vegetación propia de la región, en Chajarí y Federación podremos disfrutar además de Parques Termales que ofrecen descanso y naturaleza en la misma proporción, también en Concordia encontraremos termas además del Parque San Carlos que esconde una historia, literalmente, de ficción. El lugar inspiró a uno de los escritores más famosos de la historia: Antoine de Saint- SaintExupéry, autor de El Principito. El aviador y escritor francés llegó al lugar, accidentalmente, en 1929 y sus lomadas, selvas en galerías y la vista del Rio Uruguay, sumados al entorno místico del castillo, lo inspiraron de tal manera que en algunas de sus obras menciona su paso por tierras concordienses.

Entre Ríos

El Castillo se enmarca en una Reserva Natural municipal ubicada a tan solo cinco minutos del centro de la ciudad. Allí podemos encontrar selvas en galerías, lomadas, montes casi vírgenes y una vista hacia las islas de piedra de Salto Chico.

Siguiendo el viaje por el corredor de la Autovía 14 nos acercamos hacia el Departamento Colón donde no pasan desapercibidas las 2 mil hectáreas de Palmeras Yatay que forman parte del Parque Nacional El Palmar. El área fue creada el 28 de enero de 1966, por ley 16.802 y se trata de uno de los Palmares naturales más australes del planeta. La fauna del lugar es muy rica en variedad y sorprende a los visitantes que, en su recorrido, pueden encontrarse con aves caminadoras como Timbúes que comparten el espacio con zorros, gatos monteses y hurones . Hacia las riveras de los arroyos es muy común encontrar loros y más cerca de las márgenes del río osito lavadores, corzuelas pardas, carpinchos y lobitos de río.

Colón también tiene una historia relacionada al vino ya que posee una de las 3 bodegas de la provincia que produce vinos, se trata del establecimiento Vulliez Sermet que rescata una tradición vitivinícula en la zona con vinos de corte y varietales. En la bodega también se puede alojar ya que cuenta con alojamiento en cómodas cabañas.

Hacia el sur de la provincia y yendo para la Costa del Paraná el paisaje del Delta cautiva a cualquier persona. Es considerado uno de los deltas más grandes del planeta, sus espejos de agua junto a la escasa altitud produce un microclima que favorece la existencia de una fauna y flora que recuerda a paisajes típicos de áreas tropicales.

En Diamante, a 46 kilómetros de la capital provincial, se encuentra el Parque Nacional Pre Delta que marca el inicio del Delta del Paraná que luego seguirá su recorrido hasta la desembocadura en el gran estuario del Río de la Plata. El Parque, está formado por tierra firme, costas anegadizas e islas. En el lugar se destaca además una zona de barrancas que conforma un corredor para especies vegetales subtropicales: guayabos, canelones, tembetaries y laureles, etc. Es la zona buscada por los carpinchos en épocas de inundaciones, encontrando también una importante variedad de aves, con más de 120 especies censadas.

Entre Ríos

Al llegar a la capital provincial, el Río Paraná se deja ver en todo su esplendor desde lo alto de las barrancas del Parque Urquiza, una perfecta combinación de naturaleza y urbanidad. Pero bajo las aguas del segundo río más largo de Sudamérica, hay un secreto que descansa sobre el lecho del río y que fue construido gracias al avance de la tecnología y de la audacia de los gobernantes de la época. Se trata del Túnel Subfluvial Raúl Uranga-Carlos Sylvestre Begnis, un corredor subterráneo-subfluvial construido entre las provincias de Santa Fe y Entre Ríos en 1962 e inaugurado siete años después. El túnel, además de unir a las dos ciudades capitales, constituyó el primer nexo efectivo de comunicación entre la Mesopotamia argentina y el resto del país.

La obra fue un verdadero signo de progreso y coraje para la época, se trata de una construcción con una longitud de 2397 metros en tramo entubado más dos rampas de acceso de 271 metros cada una. En total se utilizaron 36 tubos más uno extra de menor longitud, todos construidos en un dique seco ubicado aguas abajo del eje del túnel, sobre la ribera de la ciudad de Paraná.

¿Por qué un túnel y no un puente?

Esta es la pregunta que se hace todo visitante que se acerca a compartir alguna de las visitas guiadas que ofrece el túnel. Resulta que como el espacio aéreo, al igual que los espejos de los ríos, pertenece al Estado nacional argentino, ambas provincias habían presentado varios proyectos de puentes que fueron rechazados por el Estado nacional. Entonces los gobernadores acudieron a un instrumento jurídico previsto en la Constitución de la Nación Argentina, que permite la celebración de tratados destinados a resolver problemas comunes. Se valieron de dicha norma para construir un túnel subfluvial, ya que la zona ubicada por debajo del lecho del río no pertenece a la jurisdicción nacional.

Siguiendo por la ruta once, por la costa del Paraná se puede visitar las aldeas alemanas, descendientes que en comunidades pequeñas han revalorizado sus costumbres y comidas. Hablamos de Brasilera, Spatzenkutter, Valle María y Aldea Protestante. En el camino se disfruta un paisaje de ondulaciones con todos los verdes disponibles en esta tierra.

A 70 kilómetros de Diamante, llegamos a Victoria, una ciudad conectada desde hace poco tiempo por un sistema de puentes a Rosario que cuenta con hoteles 5 estrellas, casino, la Abadía de los Monjes Benedictinos y un parque acuático termal con servicios de alojamiento.

Otra oferta termal en la costa del Paraná son las Termas de La Paz, en un predio de 12 hectáreas y hermosos paisajes panorámicos. Estas aguas con temperaturas de 42º en boca de pozo, son de excelente calidad terapéuticas. 

La ciudad de San José de Gualeguaychú, con historias y tradiciones que traspasan generaciones.

El departamento se encuentra distribuido entre el distrito Costa Uruguay Norte y Costa Uruguay Sur de la provincia de Entre Ríos, ubicada a orillas del río homónimo, y a 230 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires. Siendo una de las ciudades limítrofes con la República Oriental del Uruguay, quedan a solo 25 kilómetros de distancia.

Es una de las ciudades del sur entrerriano dedicada a las actividades económicas, entre ellas, la industria, la agricultura y el turismo nacional e Internacional atraído por el “Carnaval del País”. Considerado una de las celebraciones de mayor envergadura a cielo abierto del país, y tercero en concurrencia en el mundo.

Gualeguaychú: expresión guaraní, la cual era “yaguarí guazú” y la misma significa “río de aguas grandes”, también llamado “yaguar guazú” expresión que se interpreta como “río del yaguar grande”.

Entre Ríos

Que hacer en Gualeguaychú, además de visitar el “Carnaval del País” espectáculo que se realiza cada año desde el primer sábado del año, durante los meses de enero, febrero y el primer sábado de marzo. También el popular “Corso Matecito” un espectáculo que permanece vigente a través del tiempo, conmemorando las raíces del carnaval actual, (se realiza cada viernes de verano por las calles de la ciudad). Entre ellas se destaca la Fiesta Nacional de Carrozas Estudiantil, que se lleva a cabo cada año en el mes de octubre, marcando en ellas un trabajo artesanal de (hierro -engrudo y papel) creado por estudiantes de escuelas secundarias. La ciudad además ofrece sus costas con variados espacios de playas privadas y públicas, entre ellas se destaca el balneario Ñandubaysal, ubicado en las costas del río Uruguay, lugar donde podrás regodearte de la flora y fauna, además de los árboles del lugar considerados patrimonio nacional.

A lo largo del año, la ciudad recibe numerosas visitas en sus 2 parques termales; donde los turistas buscan la relajación y descansos en sus espacios de piletas o resort.

Termas de Gualeguaychú, ubicada en Ruta prov. Nº42, Km 22.5, intersección de Gualeguaychú con Pueblo General Belgrano.

Termas del Guaychú, RN Nº14 kilómetro 64 La ciudad cuenta con el primer y único Museo del Carnaval, creado en 2019. Entre otros, Museo Arqueológico, Azotea La Palma,, Museo Ferroviario, Instituto Magnasco, Museo de la Memoria. La de Olegario Victor Andrade y La casa de Fray Mocho monumento histórico Nacional, junto con La casa de Aedo y el Teatro Gualeguaychú.

Reserva privada El Potrero, La isla de la Libertad, Reserva de las Piedras, entre otras.

El Delta Entrerriano – Villa Paranacito Habitado en el pasado por diversas parcialidades aborígenes. Así, cuando los españoles llegaron al Río de La Plata en el siglo XVI, predominaban en el territorio los charrúas y los guaraníes de las islas. Con la época colonial, las Islas del Ibicuy se convirtieron en una importante fuente de recursos, tanto lícita -extracción de madera, fabricación de carbón mineral, caza de animales, venta de cuero, entre otras. Con el futuro, el pueblado fue formando el centro de las actividades isleñas hasta la actualidad. Si bien no hay un decreto que especifique, se recuerda entonces el 25 de mayo de 1906 como fecha de fundación de Villa Paranacito, actual departamento Islas del Ibicuy.

La localidad Se ubica en el delta del río Paraná. Vía terrestre se ingresa (174.8 km) por RN9 y RN12.

Palacio San José Ahora, para los más históricos, se presenta uno de los hallazgos más importantes de la cultura argentina, y este es el palacio de San José, el cual perteneció a un general que murió hace décadas, pero que dejo en nuestro poder un sinfín de historia que explorar. El Palacio San José Museo y Monumento Histórico Nacional Justo José de Urquiza fue la residencia del gobernador de la provincia de Entre Ríos, general Justo José de Urquiza y de su esposa Dolores Costa. Ubicado en el km 128 de la Ruta Provincial Nº 39.

Construido como residencia del General Urquiza entre los años 1848 y 1857. Obra que demandó 9 años de construcción, dirigida por los arquitectos Jacinto Dellepiane y Pietro Fossati, quienes utilizaron materiales importados, manipulados por escultores, herreros y albañiles. Se trata de un palacio de 38 habitaciones distribuidas en dos patios, además cuenta con una capilla, caballeriza y lugar para carruajes, dependencias para personal de servicio, una gran cocina, el palomar, una pulpería y un lago artificial, con amplios jardines decorados con esculturas, pérgolas y fuentes. El Palacio San José fue el escenario de muchos hechos históricos como por ejemplo el encuentro entre Urquiza y Sarmiento y el asesinato del propietario Justo José de Urquiza en el año 1870.

Termas de Villa Elisa Se trata de un complejo Termal de 41 hectáreas, con 10 piscinas de diferentes usos y temperaturas, ofreciendo además gran variedad de servicios: alojamiento, gastronomía, spa, deportes, actividades recreativas, amplios espacios verdes con sombra natural, un lago artificial de 4 hectáreas , reconocido como uno de los complejos termales de mayor calidad a nivel nacional.

Para llegar a través del Complejo Zárate Brazo Largo por Ruta Nº 12 hasta Ceibas, seguido por Ruta 14 hasta el Km. 163 a 15 km. por Ruta 130 hasta la ciudad de Villa Elisa, localidad fundada en 1890, y considerada como “ciudad jardín” por sus espacios verdes, las espaciosas avenidas, grandes canteros con flores, la limpieza urbana y la hospitalidad de los elisenses que lo hacen sentir en un clima amigable, agradable, de descanso y tranquilidad.


En esta nota:

Titulares Turismo


Comentarios