El insólito episodio ocurrió cuando un joven, hospitalizado tras una pelea, intentó escaparse utilizando el vehículo sanitario.


Un insólito episodio tuvo lugar este domingo en el Hospital San Martín de la capital provincial. Un joven que se encontraba hospitalizado tras una pelea en las afueras de un boliche de calle Liniers, intentó escaparse de la institución a bordo de una de las ambulancias.

Según pudo saber UNO, el hecho no se ejecutó totalmente porque el policía de guardia que se encontraba en la barrera de ingreso, se dio cuenta que el conductor no era el chofer del rodado de salud pública.

Retiro voluntario
Tras ser atendido por los traumatismos y magullones que tenía producto de la pelea, y al corroborar que no padecía lesiones importantes, el joven decidió retirarse voluntariamente del hospital. Con algunas dificultades salió caminando por la puerta de ingreso a la guardia y luego se perdió entre la gente.

En los instantes posteriores se pudo observar un tumulto de gente en la entrada al nosocomio local. Un policía de guardia que se encontraba en la barrera de ingreso, paró la marcha de la ambulancia que salía porque sospechó algo raro.

Ambulancia Corrales Paraná

De inmediato notó que el chofer de la unidad sanitaria del Centro de Salud Corrales, no estaba en la conducción de la unidad, por lo que consultó al joven que iba manejando y al no poder dar una respuesta clara, “lo bajó” hasta tanto aclarar el suceso.

Tras observar las cámaras de seguridad, se pudo comprobar que “astutamente” el paciente subió a la ambulancia y tras arrancarla salió lentamente por el playón, hasta que fue detenido.

Informado el fiscal en turno, ordenó demorar al joven y luego realizarse una correcta identificación en el tramite que forma parte de la causa judicial iniciada.




Comentarios