La madre del pequeño pidió a través de las redes sociales colaboración para que la iniciativa se traslade a todas las aulas.


Geremías Godoy asiste a la Escuela N° 202 Gaspar Benavento de Paraná. El pequeño padece del Trastorno del Espectro Autista y por eso su mamá realizó una convocatoria a través de las redes sociales para recaudar pelotitas de tenis que serán colocadas en las patas de las sillas de todas las aulas para reducir los ruidos y mejorar la calidad de aprendizaje del niño.

Geremías y su mamá Laura. Gentileza: Ahora Noticias.

La idea surgió de la hermana de Laura, mamá de Geremías, pero se trasladó rápidamente a todo el colegio. “Hay muchas pelotitas para repartir, se va a hacer extensivo a otras escuelas también”, contaron los familiares del pequeño, quienes desean que la iniciativa pueda ayudar a otros niños que padecen de autismo. 

Gentileza: Ahora noticias.

Geremías demostró tener un buen rendimiento escolar desde el jardín, por eso sus padres decidieron ayudarlo para que la edad de escolarización sea lo más placentera posible. La propuesta busca combatir el malestar que generan los ruidos de las sillas ocasionado al niño distracción y molestias durante las clases.  

Desde el colegio se mostraron entusiasmados y expresaron su deseo de hacerlo extensivo a todas las aulas, ya que al establecimiento educativo asisten otros pequeños con el mismo padecimiento que Geremías. 

“Como todos ya saben, GeremÍas, el más pequeño de mis niños, tiene TEA. Hace poquito mi hermana me compartió una idea para que yo ayude a que él en el aula no sienta tantos ruidos. Sería muy importante ya que lo ayudaría a concentrarse más en sus actividades y estar más tranquilo”, dijo la mamá del pequeño en un post de Facebook.

El posteo invita a los interesados a colaborar donando pelotitas de tenis o paddle para la escuela de la calle Monseñor José Dobler 1368, del barrio Mariano Moreno de la capital provincial, indicaron desde el medio local Ahora Noticias

El Transporte del Espectro Autista (TEA) es un trastorno neurobiológico que se manifiesta durante los tres primeros años de vida. Uno de los patrones del comportamiento se expresa como una hipersensibilidad táctil, olfativa, gustativa y auditiva.




Comentarios