Además, la Justicia aún no determinó cual es la situación procesal de la madre. 


A casi siete meses del hallazgo del cuerpo de una beba prematura dentro de un lavarropas en Paraná, el único imputado en la causa fue liberado y aún no se definió la responsabilidad de la madre. 

Jonathan Weisheim, supuesto padre de la beba de ocho meses de gestación que nació con vida, estaba cumpliendo prisión domiciliaria hasta este miércoles que la Justicia accedió al pedido de la defensa, según detalla AHORA.

El joven que en una de sus declaraciones puso en duda la paternidad de la bebe estaba detenido ya que las autoridades consideraban que podía entorpecer la investigación o fugarse, pero los letrados de Weisheim aseguraron que esto no ocurriría y el único imputado en la causa recuperó su libertad al menos hasta que se produzca el juicio. 

En cuanto a la situación judicial de Florencia Yedro, su abogada Fernanda Vásquez Pignasco sostuvo que “hoy no es imputada ni testigo” y aseguró que en los próximos días van a “requerirle al Fiscal que determine cual es la situación de mi clienta”.

Desde el 9 de noviembre del 2018 hasta la fecha solo se la citó dos veces y en ambas oportunidades “dio una entrevista informativa“. “No es una declaración, con lo cual asimismo se ha privado a ella misma de cierta información del legajo respecto de su situación procesal”, señaló.

Al mismo tiempo resaltó que Weisheim “ha tenido acceso a todas las entrevistas” que se produjeron en torno al caso y que su defendida “ha sido muy colaborativa y ha dado precisiones de lo que ha sucedido ese terrible día” pero aún no saben cual es su posición en el juicio que se avecina por lo que delinearon su “teoría del caso” desde el punto de vista de la querella. 






Comentarios