El confuso episodio se produjo en un Hospital de Paraná cuando una joven llego con indicios de un "aborto casero". Allanaron su domicilio y encontraron el feto. 


Durante la madrugada del viernes, ingresó al Hospital San Martín de Paraná una joven con graves lesiones en sus partes íntimas. Ante la posibilidad de un aborto “casero”, los médicos dieron aviso a la Policía. Al allanar la casa de la joven encontraron el feto en el lavarropas. 

La joven de 25 años ingresó con riesgo de muerte al centro de salud pero gracias a la intervención de los profesionales lograron reanimarla. La mujer presentaba heridas en su zona íntima aunque no había rastros del feto, ante la sospecha de que se trató de un aborto clandestino, se dio aviso a la Policía. 

Los uniformados allanaron la vivienda en la que la joven vive con un hombre. Allí encontraron rastros de sangre en el baño y al seguir analizando la casa ubicada en calle Urdinarrain de la capital entrerriana, encontraron el feto dentro del lavarropas, según detalla Elonce.

Esta escena conmocionó a los agentes de la Comisaría Cuarta y Criminalística, a tal punto que la médica de Policía rompió en llantos al ver al feto que aún no se sabe el tiempo exacto de gestación, pero estiman que ronda entre los 7 y 8 meses. Esta información será confirmada luego de que se le realice la autopsia correspondiente en la morgue de Oro Verde.

Quién habló fue el hermano de la joven que se mostró sorprendido ante la noticia de que su hermana estaba embarazada. “Yo no sabía que estaba embarazada; yo no sabía“, repetía ante la Policía el hombre mientras se tocaba nervioso la cabeza y señaló que “pensaba” que su hermana “estaba más gordita, pero no que estaba embarazada”.

En la causa interviene el fiscal Franco Bongiovanni, quién intentara establecer como se produjo esta secuencia trágica y de esta manera establecer si está frente a una situación de interrupción ilegal del embarazo o el aborto fue como consecuencia de una complicación de salud de la joven. 

Además, luego del allanamiento se detuvo a un joven de 25 años que vive junto a la mujer que sigue internada en el área de Ginecología en estado reservado. 






Comentarios