Si la medida se cumple, se mantendría un área similar a lo implantado en el ciclo 2018/19.


Los productores de Entre Ríos esperan sembrar unas 400.000 hectáreas con trigo durante la campaña 2019/20, luego de iniciar esta semana el proceso de siembra, informó este viernes la Bolsa de Cereales provincial.

De esta manera, se mantendría un área similar a lo implantado en el ciclo 2018/19, “concentrándose fundamentalmente en el centro sur” del territorio entrerriano, ya que hacia el centro norte los suelos “poseen reservas de agua excesivas”, destacó la entidad.

A través del sistema de información (Siber), el organismo recordó que un productor necesita obtener promedio 1.740 kilos por hectárea para hacer frente a los costos en la nueva campaña.

La Bolsa, junto con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), tomaron como referencia un precio esperado de $9.191 por tonelada, y en el caso de la cosecha se consideró un valor fijo de $2.544 por hectárea.

Para la zona sur de Entre Ríos, un productor necesita 1.700 kilogramos sin arrendamiento y 2.070 con arrendamiento de trigo para alcanzar un resultado positivo, mientras que para el norte debe obtener 1.510 y 1.740, respectivamente.

En la zona oeste necesita 1.650 y 2.010 kilogramos sin y con arrendamiento; en tanto que en el este de Entre Ríos tendrá que producir 1.510 y 1.750, respectivamente.

Por otro lado, el organismo explicó que se cosechó el 80% de las 78.800 hectáreas sembradas con sorgo en el ciclo 2018/19, que se estima producirá 284.000 toneladas.

Del total, 19.700 hectáreas (25%) se implantaron con sorgo forrajero y silero.

El rendimiento promedio provincial se ubica en alrededor de 5.000 kilogramos por hectárea, un 18% (757) más que el promedio del último lustro.

Respecto de la colza, se sembró un 50% de las 4.000 hectáreas de intención para la temporada 2019/20, debido a que los días de lluvias y nublados no permitieron continuar las labores, y en algunos casos se optó por la resiembra.




Comentarios