Un insólito hecho ocurrió ayer por la noche en la localidad de San Vicente, cuando un hombre de 36 años, a mando de una Zanella, quien circulaba por la calle Lola Mora, despistó y cayó al llegar frente a la Comisaría de la Mujer tras esquivar un Toyota Corolla que estaba estacionando.

Debido a la maniobra el hombre terminó en el suelo, por lo que los policías que estaban en la mencionada institución, se acercaron a ayudarlo cuando justo en esos momentos, al accidentado, se le cae un arma de fuego.

Se trata de Marcos K, quien trabaja como sereno, al cual, según informaron los agentes, se le cayó de la cintura una pistola calibre 22, que estaba cargada con siete proyectiles.

Luego de las correspondientes investigaciones, se constató que el hombre no poseía el permiso para portarla, por lo que fue detenido y la pistola secuestrada.

Producto de la caída el hombre solo tuvo lesiones leves.

Fuente: San Vicente Informa