En la localidad de Oberá otro aberrante caso de abuso sexual conmocionó a los locales, y esta vez por la naturaleza de la agresión a los propios profesionales de la salud, que atendieron a la joven de 16 años que llegó con una hemorragia al hospital, relatando que había sido drogada y violada por su patrón.

Los médicos llegaron a pesar que hubo más de una persona en el ataque sexual por las heridas que encontraron a la menor, incluso una doctora se descompuso ante el horroroso caso y tuvo que ser relevada por una colega.

La víctima menor de edad, había concurrido al domicilio del agresor para cubrir a su mamá que se desempeñaba como empleada doméstica, ya que por encontrarse mal de salud no podía ir a trabajar, jamás se imaginó que este hombre podía cometer tales hechos contra su hija.

El acusado fue identificado como Julio Roque W. (25), con domicilio en el barrio Villa Svea, quien permanece detenido por orden del Juzgado de Instrucción Uno de Oberá bajo el cargo de abuso sexual con acceso carnal.

Por cualquier situación de abuso en niños, niñas y adolescentes llamar gratuitamente a la línea 137, que funciona las 24 horas toda la semana.Misiones Online

La menor de 16 años fue sometida a una serie de estudios y medidas clínicas contemplados en el marco del protocolo de asistencia a las víctimas de abuso sexual. Además intervino el Gabinete de Asistencia Forense (GAF).

Según consta en la denuncia que se radicó en la Comisaría de la Mujer de Oberá, la joven luego de finalizar la jornada de trabajo en la vivienda del acusado, éste le invitó mate, que según denuncian, contenía algún tipo de droga que le había causado la pérdida del conocimiento por un lapso de de una hora.

Según confiaron fuentes del caso, la víctima al despertar sentía fuertes dolores y notó un abundante sangrado en sus partes íntimas, por ello el agresor le habría dicho que se vaya a la casa y que se limpie. Aturdida y asustada la adolescente fue a su hogar, donde la madre notó el sangrado y le pregunta sobre ello, la víctima rompe llanto y le cuenta sobre lo sucedido.

Como la hemorragia no paraba su madre la trasladó hasta el hospital Samic, fue necesario aplicarle varios puntos de sutura, tras lo cual la sometieron al protocolo correspondiente. Luego la progenitora radicó la denuncia. En tanto, la menor permaneció internada en observación durante 24 horas.

Esta semana el acusado, empleado de un conocido mayorista local, el cual reside junto a su esposa y un hijo en la localidad, fue citado a indagatoria, sin embargo se negó a declarar por recomendación de su abogado.

Fuente: El territorio