A raíz del anuncio realizado por Salud Pública sobre una serie de mejoras para terapia intensiva de la provincia de Misiones, se ha confirmado la instalación de unas 40 camas en UTI en el Hospital SAMIC de la Capital del Monte.

Esto también traerá como consecuencia que dicho nosocomio recibirá internaciones de otros pacientes por fuera de la zona centro Uruguay. A raíz de esto, el Dr. Héctor González, Director del nosocomio, comentó “Veníamos proyectando ya mejoras respecto a la segunda ola que golpea muy fuerte en algunos lugares, así que se presentó la idea de tratar de fortalecer la cantidad de camas de terapia intensiva para COVID. De esta manera, el equipo de Salud Pública y el Gobernador habilitaron unas 40 camas para Oberá, que se colocarán en el segundo piso, donde iba a estar la Neonatología, que se pensará más adelante porque ahora la urgencia es ésta”, remarcó.

“Nosotros recibimos pacientes de muchas localidades, epidemiológicamente nos corresponde zona centro Uruguay, pero en casos como esta pandemia, donde hay camas, se utilizan, no importa el origen del paciente, incluso hemos tenido ya pacientes de Apóstoles, Roca, etc.”

Respecto al personal que atendería a la mayor demanda, expresó: “el tema del personal se charló con las autoridades sanitarias de dejar abierta la incorporación de más personas y tener así la posibilidad de contar con más personal. En el Samic Oberá venimos al igual que en la provincia, en una meseta, con un porcentaje de ocupación del 50%, pero la idea es prepararnos para esta segunda ola, lo más que podamos”, recalcó.

A su vez, explicó que los sanatorios reciben a pacientes cuya serología ya ha sido negativa, pero que aún precisan de internación.

Una de las principales características que diferencia ésta etapa de anteriores, es que existen pacientes mucho más jóvenes internados. “El COVID genera una fibrosis pulmonar importante en muchos casos y eso es para atender, incluso luego de negativizar. El promedio de un paciente en terapia es de 20 días, a posteriori se habla de muchas otras consecuencias, como soporte psicológico y demás, ya que genera un trastorno importante, por eso tratamos de derivar al sector privado para seguir tratándolos en la medida de ser necesario”, concluyó.

Mejoras para el Hospital SAMIC de Oberá