Un joven de 19 años se encuentra internado en estado crítico en el hospital Samic de Oberá, luego de evitar lo que podría haber terminado en un nuevo femicidio en Misiones. El hecho ocurrió en horas de la mañana del pasado domingo, en el barrio Sixten Vick.

Según Lorena, madre del joven internado, Lorena contó que “mi sobrina estaba teniendo problemas con su pareja, las casas están cercas una de la otra”, la situación se vio desbordada alrededor de las 7 de la mañana de este domingo.

El presunto agresor, identificado como Lucas Adrián R. de 23 años, “comenzó a tirar piedras en la casa y a agredirla físicamente. En eso mi hijo Facundo vuelve al barrio en el auto porque se había ido a comprar chipas para desayunar, en la estación de servicio” siguió relatando la mujer.

Luego “yo escucho los gritos desde mi casa, el agresor le llamaba a mi hijo para pelear mano a mano”. Paralelamente al relato, la mujer remarcó que escuchó que el victimario horas antes “me había dicho de hoy no pasa, yo le mató a Magalí”, haciendo referencia a su pareja.

Fue en ese momento que la mujer salió de su domicilio para alertar a su hijo que el presunto agresor estaba armado, teniendo bajo su poder una especie de navaja. “En eso empezaron a pelear, la pareja de mi sobrina saca algo así como una navaja y le terminó insertando una puñalada en el lado izquierdo de la costilla, le perforó el pulmón, el vaso y le daño otras partes”, aseguró.

A raíz de ello, a medida que buscaban trasladar al joven de urgencia al centro de salud, el violento se dio a la fuga, desconociéndose su paradero hasta el momento.

“Mi hijo fue intervenido de urgencia, salió de cirugía a las 13 horas. Le amputaron el vaso. Esta en terapia intensiva, en estado crítico”.

La mujer radicaría la denuncia en sede policial para que los efectivos de la Policía de Misiones comiencen con la búsqueda del implicado.