En medio de la pandemia por el coronavirus, la madera misionera es requerida por muchos clientes de todo el país, lo que genera problemas de abastecimiento debido a la demanda. "Seguimos con alta demanda de madera, nuestros clientes nos piden permanentemente y ya estamos con problemas de abastecimiento y no damos abasto", dijo Dante Ríos, propietario de un aserradero familiar en Campo Viera en Meridiano 55.

El empresario reconoció que son varias las empresas que ofrecen el mismo producto pero que todas viven una realidad similar y que la pandemia benefició a algunos sectores de la economía.

"Tenemos clientes en La Pampa, Salta, Buenos Aires y Chaco y todas venden mucho y están con faltante de mercadería, esta pandemia a muchos les perjudicó y a otros benefició, es la realidad. La construcción está en alza, no se consigue nada, y la madera está dentro de estos elementos", agregó Ríos.

En ese sentido, el empresario señaló que el mayor inconveniente tiene que ver con el transporte. "Nosotros lo tercerizamos, y está complicado conseguir transporte si ya no tenés convenio con alguno. Creo que todos los sectores están trabajando muy bien, y eso hace al general de los rubros", reconoció.