Desde la intendencia hubo propuestas, pero los trabajadores las consideraron insuficientes.


Los trabajadores de la municipalidad de Oberá iniciaron un paro que incluyó una movilización, en reclamo de mejoras salariales. Desde la intendencia, encabezada por Carlos Fernández, propuso alternativas para evitar la protesta, pero los trabajadores las consideraron insuficientes.

Los empleados anunciaron que la medida de fuerza será por tiempo indeterminado. “Hasta no obtener lo que pedimos no nos vamos a ir”, afirmaron. Para protestar, adelantaron que acamparán frente al edifico municipal que está bloqueado para el acceso del público, publicó Meridiano 55.

El director de Asuntos Jurídicos, Matías Frick, fue quien acercó las propuestas del Ejecutivo Municipal: aumento del 15% fijo y mensual con un aumento no remunerativo de $3.000, aumento del 10% al básico con una suma no remunerativa de $5.000; aumento del 20% sin adicionales y aumento de $8.000 pero no al básico.

Ninguna de las propuestas, fue aceptada. Desde el ejecutivo adelantaron que solicitarán intervención del Ministerio de Trabajo, de dictar conciliación obligatoria




Comentarios