El improvisado paso fue construido por los propios vecinos para poder transitar por la calle.


Una máquina motoniveladora de una empresa particular de Oberá rompió un improvisado puente construido por vecinos de un barrio de Oberá, sobre la calle Noruega y terminó cayendo a un arroyo. El maquinista hizo caso omiso a las advertencias de los mismos vecinos y la cartelería que avisa sobre la prohibición de circular maquinaria pesada y camiones por el lugar.

Tras la ruptura, este miércoles por la mañana, la municipalidad colocó caños de cemento y volvió a levantar un puente provisorio solo para paso de personas o motos, aparentemente es la cuarta vez que se levanta el mismo.

Osvaldo Márquez, vecino del lugar, comentó al Aire de Integración que “el primer puente llevó el agua, era un puente de madera, luego otro mejor y un camión pasó y rompió, después los vecinos colaboraron y se hizo uno mejor pero no para maquinarias pesadas y ayer entró ésta y se llevó puesto el puente”, comentó el vecino que remarcó hace 7 años piden por un verdadero puente en el lugar.

Unas 10 familias de un lado y del otro se comunican por este lugar, por lo que ésta vía de comunicación es fundamental y por eso se colocó rápidamente uno similar.




Comentarios