Se ordenó la vacunación de todo tipo de ganado en un radio de 10 kilómetros alrededor de la zona afectada.


Se confirmó un nuevo brote de rabia paresiante en un bovino de un campo en Panambí, frontera con Brasil. Por ello, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria determinó la vacunación del ganado bovino, porcino, equino y de rumiantes menores en un radio de 10 kilómetros alrededor del caso confirmado.

El propietario realizó la denuncia de un caso sospechoso de rabia, por lo que agentes del Senasa asistieron a la zona y tomaron muestras de un animal con sintomatología nerviosa. Las mismas fueron enviadas al Laboratorio Regional en Candelaria, Misiones, para su análisis. Durante el mes de marzo, se registraron casos también en Cainguás y Wanda, al centro y norte de la provincia de Misiones.

La rabia paresiante es una enfermedad causada por el virus rábico transmitido a través de los murciélagos que se alimentan de sangre de bovinos y equinos, aunque también afecta a personas. Por ello se recomienda que quienes tuvieron contacto con el animal sean atendidos por el sistema de salud.




Comentarios