La cooperatova prohibió lavar vehículos, veredas o llenar piscinas.


La sequía que azota a la región, puede afectar también a la ciudad de Leandro N. Alem y la CELA pide a los ciudadanos el uso racional y responsable del suministro. Si bien creen que se podrá pasar la temporada se piensa en declarar una emergencia hídrica como forma preventiva para cumplir con ello.

Hasta que las lluvias vuelvan a los rangos normales, queda prohibido lavar vehículos, veredas o llenar piscinas en el municipio. La cooperativa tiene reuniones periódicas con el Intendente local, Waldemar Wolenberg, en vista de pensar los pasos a seguir en caso de que las sequias continúen.

Según indicó el ingeniero Aníbal Zakovich, a cargo del servicio de agua potable de la cooperativa, la localidad atraviesa una situación que no se había dado en más de 10 años debido a la falta de lluvia. Según explicó esta situación seca incluso a los pozos perforados de la zona, dado que la disminución  de las napas de agua llegan hasta un 70%.

“Los trabajos realizados durante los últimos años con los pozos perforados en los barrios y el aumento de los tanques de servicios han aliviado bastante lo que podría haber sido a esta altura una catástrofe”, aseguró el presidente de la Cooperativa, Juan Carlos Jungengel.




Comentarios