El grupo de 20 personas había llegado el martes a Buenos Aires y el sábado salieron hacia Oberá.


Un grupo de 20 personas de República Checa llegaron el domingo por la mañana a Oberá y fueron puestos en cuarentena por prevención en el hotel Cabañas del Parque donde tenían reserva. Luego de haber estado en aislamiento social y de haber descartado la enfermedad, retornan a su país.

El contingente llegó el martes a Buenos Aires y el jueves se publicó el decreto nacional que señalaba que los extranjeros no pueden salir de los hoteles. Sin embargo, los mismos salieron el viernes luego de hacer paseos por la capital nacional y el sábado emprendieron viaje a Oberá en un colectivo de línea. Cuando el ómnibus se encontraba en Alem interceptaron la unidad y allí los esperaban integrantes del Ministerio de Salud que le realizaron los chequeos correspondientes.

A partir de allí el contingente pasó de ser un grupo de riesgo a un grupo en observación, el ministro de Turismo se puso en contacto con autoridades checas y se determinó que este lunes partirían hacia Foz de Iguazú y allí tomarían un vuelo hacia su país. En el tiempo que permanecieron en cuarentena, personal de epidemiología y doctores del SAMIC de Oberá volvieron a ver si presentaban síntomas.

“Se contó con todo el protocolo, si alguno de ellos hubiera estado infectado se hubiese contenido igual con todo el recaudo que se tomó. A partir de este lunes a la tarde el Hotel vuelve a la normalidad, luego de todo el trabajo que hizo Salud pública”, explicó Ostrorog, encargado del hotel quien aseguró que ya está en funciones para albergar a visitantes nuevamente.




Comentarios