Sus miembros expresaron que estan pasando por un momento muy complicado. A causa de la falta del suministro se enferman los niños y se produce una importante pérdida del cultivo.


En las inmediaciones de la localidad de San Vicente viven los miembros de una comunidad guaraní: los mbya Chafariz. Son aproximadamente 26 familias, las cuales despliegan sus actividades diarias en una extensión de 104 hectareas de tierra.

Sus integrantes pasaron a ser noticia y la razon de ello no fue positiva: reclaman sufrir la falta de agua desde hace ocho meses. Segun expresan, ello deriva en que varios de los niños se enfermermen, como asi tambien en la perdida de gran parte de la produccion agricola, que despliegan para poder sobrevivir.

“Estamos desesperados, viviendo asi desde hace mucho tiempo. Necesitamos agua, porque con este calor no se puede estar”, expresó Laura Duarte, miembro de la comunidad a Oberá Inside.

Aparentemente, los miembros del grupo abastecian su consumo diario a traves del agua quitada de un pozo perforado. Pero hace un tiempo, la empresa encargada de la perforacion, retiró la bomba de extraccion y desde allí no han vuelto a tener noticias.

A ello se sumó la sequía producida en una vertiente, que estaba ubicada en cercanias al asentamiento. En consecuencia, ahora deben subir varios kilómetros por un serro, para lograr acercarse así a otro flujo de agua y lograr abastecer a la comunidad. 




Comentarios