Los operativos comenzaron a desplegarse este fin de semana e intervinieron los agentes de la Dirección de Tránsito y de la Policía de Misiones.


La temporada veraniega está en pleno desarrollo y con ello se incrementó el movimiento turistico, sobre todo en las áreas que tienen balnearios y piletas. Una de ellas es la localidad de Oberá, un lugar en donde se decidió incrementar los controles de seguridad vial.

Se trata de un trabajo en conjunto, desplegado por los agentes de la Dirección de Tránsito municipal y la Policía de Misiones. Los mismos tienen el objetivo principal de organizar la circulación de vehículos y controlar que la misma se de en condiciones óptimas.

El primer operativo se desarrolló este domingo y en consecuencia se detuvo la ciuculación de un auto, cuyo conductor poseia altos grados de alcohol en sangre.

El mismo circulaba con toda una familia a bordo y el test de alcoholemia arrojo 2,77 g/l en sangre. Resultado a partir del cual se secuestro el vehiculo y se reaguardó así a los integrantes que en el se encontraban.

Segun los agentes del operativo, estos trabajos se desencadenarán durante toda la epoca veraniega, poniendo especial enfasis en los horarios vespertinos. 




Comentarios