Una pastora de Cipolletti estaba internada en el día de su cumpleaños y una multitud de gente la homenajeó desde la vereda

Un grupo de personas de Cipolletti sorprendió a una pastora que estaba internada en el día de su cumpleaños.
Un grupo de personas de Cipolletti sorprendió a una pastora que estaba internada en el día de su cumpleaños. Foto: LMNeuquen

La mujer es muy querida por los vecinos de la ciudad e hicieron una convocatoria para celebrar un año más de vida de ella en la vereda del hospital. Con carteles le cantaron el feliz cumpleaños. ¡Mirá el video!

El domingo 15 de enero al mediodía, un grupo de personas ocupó toda la vereda de la calle Mengelle del Club Cipolletti para sorprender a Ida Hernández, una pastora que estaba internada en Leben Salud en el día de su cumpleaños.

Ida es más conocida por ser la pastora Ramona de la Catedral de Amor Eterno y es muy querida por todos los vecinos de Cipolletti. La mujer estaba internada en la clínica por una operación de estómago programada y el domingo era su cumpleaños, por lo que sus seres queridos la acompañaron como sea.

La pastora ingresó al hospital el 4 de enero, es decir que hasta el domingo llevaba 11 días internada y por la magnitud de la intervención y los riesgos por el COVID-19, muy pocas personas podían pasar a saludarla.

En este contexto, se hizo una convocatoria a todas las personas que quisieran saludarla en su día en la vereda del Club Cipolletti el domingo al mediodía, momento en el que tiene horario de visita. Así fue que su hija la llevó hasta la ventana del hospital para que vea la cantidad de gente que fue a festejar.

“Muchas personas la conocen y la quieren”: la palabra de la hija de la cumpleañera

Karen, la hija de Ida, habló con LMNeuquén y contó que “ella es pastora de una iglesia, por lo que muchas personas la conocen y la quieren y dado que el día de su cumpleaños ella estaba internada, nos organizamos familiares, amigos y feligreses para ir a darle una sorpresa”.

Fue así que el domingo al mediodía, miles de personas llegaron a la ventana del hospital con carteles que decían: ‘Feliz Cumpleaños’ y saludaron a la mujer que miraba por la ventana con mucha emoción.

“Ella había pedido una torta para compartir con el personal, pese a que ella no podía comer. Fue una especie de sorpresa que le quería dar a los enfermeros, pero la sorpresa en realidad estaba abajo y fue súper emocionante para ella”, relató la hija.

“En pandemia pasó algo similar, pero ahí se hizo una caravana y todos pasaban por afuera de su casa tocando la bocina”, concluyó Karen.

Temas Relacionados