Mientras realizaba arreglos en su casa, un vecino de Neuquén se tomó con una peligrosa sorpresa: en una de las paredes de su hogar había un misil. Ante esta situación alertó a la Policía que intervino junto a especialistas de Gendarmería Nacional.

El episodio se produjo el domingo por la tarde en la ciudad de Zapala, en una vivienda ubicada en calle Rivadavia. Según detalla LMNeuquén, el dueño de la casa llamó de inmediato a las autoridades policiales al encontrar el proyectil y estas se encargaron de extraerlo, para luego hacerlo explotar de manera controlada.

Vecino de Neuquén encontró un misil en la pared de su casa. Foto: Policía de Neuquén

El artefacto explosivo era de calibre 75 y pesaba 6,3 kilogramos. A la hora de sacarlo de la pared, la Policía de la Comisaría 27°, los Bomberos y Gendarmería se ocuparon de evacuar el lugar y cerrar el perímetro por cualquier inconveniente.

Vecino de Neuquén encontró un misil en la pared de su casa. Foto: Policía de Neuquén

Se procedió a la remoción a distancia del Artefacto Explosivo Reglamentario, utilizando una cuerda, a fin de descartar cualquier método de accionamiento de forma accidental, utilizando el operador, elementos de seguridad (chaleco, casco kevlar y escudo balístico), logrando extraer el proyectil sin problema alguno”, detallaron.

Vecino de Neuquén encontró un misil en la pared de su casa. Foto: Policía de Neuquén

Una vez que lo lograron sacar y desactivar, lo trasladaron a una zona alejada de la ciudad: realizaron una cámara de voladura en un pozo “se le adosó una carga configurada de cordón detonante de Pentrita y media libra de TNT, y a través de un detonador Pirotécnico N°8 con mecha lenta, se procedió a la destrucción controlada”.

Ante la aparición de cualquier artefacto explosivo, la Policía recomienda llamar de inmediato a la Comisaría mas cercana o al 911, solicitando su intervención; sin tocar el elemento en cuestión.