Muerte del soldado en Zapala: “Quieren decirnos que se suicidó dos veces”, señaló el abogado querellante en la causa de Pablo Córdoba

Maximiliano Orpianessi, abogado querellante de la causa por la muerte de Pablo Córdoba, dio detalles del caso a VíaPaís y sostuvo que se encontraron con “un ejército con actitud reticente y sospechosa.

Investigación por la muerte dudosa de un soldado en Zapala
Investigación por la muerte dudosa de un soldado en Zapala Foto: Redes sociales

La muerte de Pablo Córdoba, soldado voluntario en el Ejército Argentino de Zapala, despierta dudas tanto en su familia como en la querella: la causa está siendo investigada como suicidio, pero las pruebas y circunstancias del caso respaldan el pedido de sus conocidos para que se caratule como “homicidio”.

Maximiliano Orpianessi, abogado querellante, dialogó con VíaPaís y señaló que la causa está caratulada como “muerte dudosa”, pero afirmó que “si este tipo de muerte hubiera sucedido en la vía pública, chacra o casa particular, se hablaría de homicidio”.

Al padre le dicen: ‘Che tu pibe se disparó'. Cuando va Policía Federal al regimiento le dicen: ‘Tenemos un soldado que se quiso suicidar’, todo esto sin ningún tipo de prueba ni prudencia”, remarcó y aclaró que en el parte médico ya constaba que el joven de 21 años presentaba dos disparos en la zona de la cabeza.

Investigación por la muerte dudosa de un soldado en Zapala
Investigación por la muerte dudosa de un soldado en Zapala Foto: Redes sociales

Qué se sabe hasta el momento de la muerte de Pablo Córdoba, soldado voluntario de Zapala

La muerte se produjo el pasado 1° de junio, pero la causa no se movió demasiado, recién cuando Orpianessi toma la defensa de los Córdoba y la familia sale a hablar, el caso tomó trascendencia pública. Y esto se debe a que la principal hipótesis que se maneja es el suicidio, pero la querella enciende sus alertas y marca diferencias.

En esta línea, el letrado que tomó la causa oficialmente el pasado martes 4 de julio; y al analizar la información que tienen hasta el momento junto con los procedimientos que se realizaron, Orpianessi detalló que se topó “con una investigación joven en cuanto a plazos y producción de pruebas. Recién 37 días después del hecho se hace una reconstrucción; y falta que declare gente, que lo harán después de la feria judicial”.

Además, señaló que la causa guarda muchas similitudes con el caso de Omar Carrazco, solo que en aquel momento el Servicio Militar era obligatorio. Al respecto, la querella sostuvo que se encontraron con “un ejército con actitud reticente y sospechosa. El primer contacto que toma con ‘la sociedad’ es con la Policía Federal y le dice ‘encontramos un soldado que se habría autoinfringido un disparo’”.

Investigación por la muerte dudosa de un soldado en Zapala
Investigación por la muerte dudosa de un soldado en Zapala Foto: Redes sociales

Según detalló a VíaPaís, desde un principio desde las fuerzas comenzaron a deslizar esta hipótesis “sin ningún tipo de prueba ni prudencia. El día que ocurrió el hecho, ya las autoridades del Ejército hablaban livianamente de un suicidio. ¿Acá por qué hablamos de una muerte por causa dudosa? Porque el Ejército lo primero que hizo fue deslizar esta hipótesis”.

Una causa que se cierre como suicidio no causa responsabilidades sobre nadie”, remarcó Orpianessi y agregó que desde el día uno las autoridades les “aconsejaron estar tranquilos, ser prudentes” con lo que decían, situación que el letrado comparte, pero se diferencia en un punto: “Si está todo mal en la causa, me parece bien que se exponga el caso. Es necesaria la presión social”. Con este objetivo fue que su familia salió a hablar con la prensa para que esto “no se siga manejando en las sombras”.

Sobre por qué no realizaron aún el pedido de cambio de carátula, el abogado explicó que lo harán cuando recaben toda la información y a las partes no les quede más opción que validar lo que ellos piden. “El sentido común indica que es homicidio, pero el pedido de cambio de carátula tiene que tener justificación científica”, señaló el abogado, y remarcó: “Por parte de la querella queremos hacer un análisis integral: pericial, técnico y científico, para ver si estamos ante la teoría de un homicidio o suicidio. Esto último, nos parece totalmente ridículo”.

Contradicciones en las declaraciones de los testigos de la muerte del soldado de Zapala

Si bien esto recién inicia y faltan testigos claves (personas que estuvieron en el mismo predio y que deberían haber escuchado los disparos), por el momento declararon los soldados que encontraron a Córdoba gravemente herido: “Se han tomado un par de declaraciones que si las analizás en conjunto, encontrás contradicciones”.

Al respecto detalló: “Jara, el primero que lo encuentra, manifiesta que el Fal estaba al costado del cuerpo, apartado; los otros dos soldados manifiestan que estaba encima del cuerpo con el cañón apuntando a la cabeza”. Y agrega: “Jara dice que estaba sin chaleco, los otros con. Jara quiso hacerle la maniobra de reanimación y no lo dejaron tocar, eso ya te da un parámetro de que estas declaraciones son para analizarlas”.

En la misma línea, remarcó que “en la escena del hecho lo más importante es el cuerpo y el Fal, pero si ya en uno de estos elementos encontramos contradicciones en lo que es la descripción” hay algo que llama la atención. Es por esto que repitió en más de una oportunidad que “si este tipo de muerte hubiera sucedido en una vía pública, chacra o casa particular, se hablaría de homicidio”.

Fusil Fal, el arma que encontraron junto a Pablo Córdoba y con la que se habría disparado (Imagen ilustrativa).
Fusil Fal, el arma que encontraron junto a Pablo Córdoba y con la que se habría disparado (Imagen ilustrativa). Foto: Diario Jornada

Estamos hablando de dos disparos de un arma de guerra, y no es que se arrancó una oreja, tiene orificio de entrada y salida en una zona vital. Nos están queriendo convencer de que pudo haberse disparado en una zona vital y que tuvo la entereza física para tomar el arma, posicionarla y volver a gatillarse en la cien”, señaló sin vueltas Orpianessi.

La autopsia: los datos que la querella remarca para el cambio de carátula

Según explicó, en la autopsia quedó demostrado que el cuerpo de Córdoba presentaba dos orificios, y que las características de los mismos serían compatibles con la munición de un fusil Fal. “Eso nos marca el daño que generó cada proyectil, no es un dato menor. Cualquiera de los dos disparos generó un daño inmenso y de ninguna manera Pablo estaba con la capacidad física o mental para tomar el arma nuevamente”, argumentó y concluyó: “Quieren decirnos que se suicidó dos veces. No hablamos de una pistola 22 o 9 mm, es un fusil larguísimo que pesa 4 kilos”.

Temas Relacionados