La dueña del terreno dio aviso a las autoridades de que un grupo de familias se había instalado.


La Policía desalojó una toma de un grupo de familias en un terreno de propiedad privada, ubicado en Valentina Norte Rural. Con una orden judicial de por medio, los ocupantes se retiraron del lugar.

El desalojo, que se produjo ayer, se dio debido a que la dueña del inmueble hizo la denuncia. Por tal motivo, agentes de la Comisaria 12 se trasladaron hacia el lugar.

Tras dialogar durante horas, los ocupantes -habían montado viviendas precarias- se retiraron de manera pacífica, por lo que la Policía no debió hacer uso de la fuerza.

La Unidad Fiscal Delitos Económicos dispuso la restitución del inmueble a la damnificada.




Comentarios