El faltante de municiones en el batallón de Ingenieros de Montaña 6, de Neuquén desencadenó la intervención de la Justicia Federal. El robo habría sido de más de 25.000 municiones 7,62mm de FAL, y un subcomisario a cargo de la custodia del arsenal habría intentado explotar su auto en frente de la brigada.

El faltante se descubrió cuando realizaron el recuento de material en el polvorín ubicado en la localidad de Zapala. Al notar esta situación se citó al suboficial y este se descompensó, pero además confesó que había colocado explosivos en su vehículo para hacerlo estallar al frente de la guardia del regimiento.

Ante esta situación, intervinieron expertos antibombas de la Policía Federal para desactivar la situación: la bomba estaba configurada para activarse con la batería del rodado. Actualmente se encuentra hospitalizado en condición de detenido ya que, además, según detalla TN,encontraron en su casa algunos proyectiles de los cañones de Artillería Antiaérea FLAB KAN 54 de 20mm. La investigación quedó a cargo del juzgado federal de Neuquén N° 2, a cargo de Gustavo Villanueva.

Por su parte desde el Ejército Argentino emitieron un comunicado detallando que "se da intervención al juez federal a fin de iniciar el proceso de esclarecimiento del hecho, haciéndose presente en la unidad junto con el Comandante de la Brigada de Montaña VI y la fiscal de turno. Tras las medidas tomadas, el Ejército Argentino se encuentra a disposición de las autoridades judiciales a fin de colaborar con una pronta resolución de lo sucedido".