El brote de contagios de coronavirus que comenzó hace dos semanas en la cárcel de Senillosa, ya lleva 15 internos y 21 agentes con casos activos, sin embargo la cifra de aislados entre ambos grupos es de 116 personas.

Esta semana se realizaría la audiencia en la que el juez Gustavo Villanueva recibirá informes sobre las actuaciones de las autoridades del penal y de Salud de la provincia.

Cárcel federal de Senillosa (Web)

De acuerdo a la última información publicada por el sitio RioNegro, en uno de los módulos hay 14 internos con diagnóstico positivo de coronavirus, 8 detenidos aislados y uno que tuvo que repetir el hisopado. En el otro módulo, uno es positivo y 18 fueron testeados.

Cárcel federal de Senillosa

El total de los agentes vinculados a los casos de COVID-19 ascienden a 95: dos fueron confirmados, tres descartados, uno recibió el alta del aislamiento y otros 89 lo continúan. De estos, 31 fueron descartados, pero continúan aislados por indicación de las autoridades sanitarras. Los activos entre los penitenciarios son 21, de los que se estableció que uno se contagió por contacto estrecho con una familiar que había contraído el virus.

Cabe recordar que la cárcel federal de Senillosa tiene tres módulos, cada uno con una población de 150, 250 y 150 internos. Los módulos tienen 6 o más pabellones, de 25 o 50 internos cada uno, según sean las celdas individuales o de más personas.