Una niña de 10 años sufrió una fractura de peroné luego de que un portón de la escuela N°154 se le cayera encima. Desde el hospital aseguraron que podría haber sido una tragedia si sufría un corte en la arteria.

Según informó el diario Río Negro, la víctima llamada Claribel tuvo el accidente en la escuela que está ubicada en cercanías del parque industrial. Las autoridades del establecimiento afirmaron que hay más puntos del establecimiento en malas situaciones.

"La estructura que se desprendió es de caño y tiene de dos metros de alto por tres de ancho", detalló Néstor Aguayo, vicedirector de la institución educativa. La niña habría sufrido el accidente tras intentar cerrar la puerta para evitar que la pelota con la que jugaban se escape.

Pero aparentemente, la situación no fue la única en la escuela N°154. Irma Orellano, directora del establecimiento confirmó que en mayo de este año, el mismo portón se había caído arriba de cuatro niños, aunque sólo habían sufrido raspaduras y uno con lesión de tobillo.

Desde el entorno de los médicos le aseguraron a los directivos que, producto del golpe, Claribel podría haber sufrido un corte en la arteria de su pierna. La niña será intervenida quirúrgicamente para solucionar la fractura de tibia y peroné.

Escuela donde ocurrió el accidente (web).

Tras el accidente, decidieron fijar el portón que se cayó encima de la joven tras estar atado con un alambre. Familiares de la niña y de los estudiantes que asisten a la escuela pidieron el arreglo de los puntos de peligro para los niños que asisten al establecimiento.