Se trata de Estefanía de la localidad de San Patricio del Chañar, quién sufre violencia de género desde hace más de dos años. 


San Patricio del Chañar. Una mujer denunció a su ex pareja por amenazas de muerte. La víctima sufre violencia de género y hostigamiento desde hace más de dos años. En busca de una solución se dirigió hasta la Comisaría Primera donde no obtuvo respuesta, desesperada viajó hacia Neuquén para radicar la denuncia en la Oficina de Violencia. 

Estefanía tiene 30 años y vive en San Patricio del Chañar. Desde hace dos años sufre violencia de género por parte de su ex pareja, quién trabaja como remisero en esa localidad. La mujer pidió ayuda y se dirigió a la Comisaría 13 pero nunca obtuvo respuesta para que cesen los hostigamientos y las constantes amenazas de muerte.

Gentileza Imneuquén.

Al no recibir ayuda se dirigió este miércoles a Neuquén para denunciarlo en la Oficina de Violencia . “Las denuncias anteriores, como no me las quisieron tomar, fui al Juzgado de Paz y el juez me recomendó que viniera acá”, relató la víctima durante una entrevista a Imneuquén. 

Estefanía recibió un botón antipánico y establecieron que tenga custodia policial por 15 días. Además deberá regresar para una audiencia ante el juzgado de familia. “Esto viene desde hace dos años y medio. No tengo vidrios en mi casa, me los ha roto todos. Va a mi casa, se sube en el techo, entra cuando quiere, hasta me roció el patio con combustible”, relata entre lagrimas Estefanía. 

“A la mañana me deja cuchillos en la puerta de mi casa. Me ha dejado un machete, un cuchillo de carnear y una navaja que le regalé yo”, agregó la mujer. El último episodio que debió padecer fue el lunes pasado cuando su ex comenzó a amenazarla de muerte a ella y a su actual pareja. 

Estefanía contó que con su ex mantuvo una relación de 8 años y durante la misma vivió todo tipo de violencia de género.  Asegura que hace más de un año no lo ve cara a cara pero que igual le manda mensajes todos los días. Cuando lo bloquea aparece con un nuevo celular y en una oportunidad ingresó a su casa, retiró sus tarjetas y le cobro el sueldo. La mujer se encuentra desesperada y a la espera de una solución para terminar con la terrible situación que padece. 




Comentarios